El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Hallan cuerpos de un hombre y una mujer con disparos en la cabeza

Dentro de la cañada Iragorry Ilustre Trujillano del sector Los Tres Locos, en la vía Tulé, ayer a las 6:00 de la mañana, moradores hallaron los cadáveres de un hombre y una mujer flotando en las aguas negras. Los dos tenían disparos en la cabeza.

Más de un centenar de personas se acercó a la quebrada a ver los cuerpos de los ultimados. Nadie los conocía, e indicaban que ninguno era del sector. Por la zona casi todos se conocen.

La noticia del hallazgo se corrió como pólvora por la parroquia Venancio Pulgar. Hasta las personas que pasaban en los buses que iban hacía Cachirí y otras rutas se bajaban solo para ver la escena, y seguían su camino.

La dama de contextura gruesa, tez morena y cabello negro, estaba boca arriba. Sus brazos quedaron tendidos al nivel de su cabeza. Al parecer, según los expertos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), sus verdugos le dispararon en la sien a quemarropa, pues en la zona presentó quemaduras. 

La joven vestía una franelilla morada y un jean azul, que tenía las rodillas rasgadas, y sucias. Estaba descalza. Sus sandalias quedaron en la carretera, enseñando su intento de huida. Al parecer la arrastraron e hicieron arrodillar antes de ajusticiarla.

El hombre, tras recibir el disparo en la nuca, cayó sobre el agua boca abajo. Durante su agonía tragó tanta agua que su contextura obesa se duplicó. La franela blanca que cargaba estaba rota. Presuntamente se destrozó durante el forcejeo con sus homicidas. Tenía pantalón y zapatos marrones.

Asesinato

Un vecino afirmó con temor haber escuchado a las 5:00 de la mañana, unos disparos y los gritos de una mujer. “Seguido escuché los motores de motos arrancar a toda marcha, pero no salí por miedo. Esto es solo y oscuro. Luego me enteré que habían encontrado dos cuerpos y me acerqué a ver”, expresó el sexagenario.

Los detectives del Cicpc levantaron los cadáveres, con ayuda de curiosos. El peso de las víctimas era el doble, pues sus cuerpos ya estaban rígidos. Los subieron a la furgoneta y los trasladaron a la morgue a las 12:10 del mediodía. Allí los forenses revisaron los cuerpos y no les hallaron ningún tipo de identificación. Los investigadores indagan si esta pareja se dedicaba al tráfico de la gasolina. “Por sus rasgos pareciera una de esas parejas que se dedican a viajar ida y vuelta llevando combustible de Maracaibo a La Guajira, en carros grandes”, expresó un vocero policial.

Sin dudas, los efectivos señalaron que este doble homicidio se trató de una venganza. “El hombre tenía las manos amarradas, con una cuerda morada. Al parecer los mataron y allí los lanzaron. Por eso nadie los conoce en la zona”, dijo el detective.

 

 

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...