El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Fiscalía estadounidense insiste en que se niegue nuevo juicio a sobrinos Flores

El gobierno de Estados Unidos insistió en su solicitud que se niegue un nuevo juicio a Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas, hallados culpables de conspirar para traficar 800 kilos de cocaína desde Caracas hasta Estados Unidos.

El fiscal Preet Bharara pidió al juez Paul Crotty, de la Corte del Distrito Sur de Nueva York, que niegue la moción de un nuevo juicio y se proceda con la fijación de la sentencia condenatoria, tal como lo establece la ley en este tipo de procedimientos. La Fiscalía sostiene que es improcedente la petición de los acusados de una demanda conjunta posjuicio.

Advierte Bharara: “El gobierno estableció en el juicio que Campo Flores y Flores de Freitas trabajaron juntos con otros para despachar cientos de kilogramos de cocaína desde Venezuela para Estados Unidos”, según reseñó El Nacional.

“La evidencia mostró que los acusados cometieron este delito en un esfuerzo por enriquecerse y ayudar a financiar la campaña de diciembre de 2015 de su tía, la primera dama Cilia Flores, para ocupar un escaño en la Asamblea Nacional de Venezuela”, dice el documento de la Fiscalía.

Agrega que las palabras y acciones de los acusados reflejaban su firme convicción de que, en virtud de sus conexiones políticas y el poder que ostentaban, podían actuar con impunidad y que quedó claro que el Estado de Derecho se aplicó a estos dos hombres y fueron legalmente condenados por un jurado.

El gobierno no se basó en un testigo “estrella” para demostrar el delito, como dicen los abogados, ni tampoco es raro el hecho de que no se haya incautado evidencia de narcóticos en este caso, asegura Bharara. Sostiene que se trata de un caso internacional de conspiración de narcóticos en el que los acusados fueron declarados culpables en el juicio, pues la DEA obtuvo evidencia altamente incriminatoria, que fueron sorprendidos in flagranti cometiendo el crimen, que ellos confesaron y sus teléfonos estaban llenos de pruebas adicionales de su culpabilidad.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...