El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Federación Médica Venezolana responde sobre práctica ilegal de la medicina

El caso del Dr. Carlos Chaux ha resonado en la comunidad médica, en primera instancia, tras conocerse los visos de ilegalidad que tendría su ejercicio en Venezuela. Siendo Chaux de nacionalidad colombiana, y según datos recientes, con residencia establecida en Bogotá, Colombia, debió, desde su llegada al país, transitar una serie de protocolos de ley ante las autoridades de salud el Gobierno, el Colegio de Médicos del Zulia (Comezu) y la Federación Médica Venezolana (FMV), precisamente con base el artículo 8 de la Ley del Ejercicio de la Medicina, (referido al servicio público obligatorio como condición primaria para poder ejercer en la medicina privada).

Gustavo Rivero, secretario de Doctrina de la Federación Médica Venezolana, explica a Versión Final que para que un médico extranjero pueda ejercer en Venezuela será necesario, como primer paso, solicitar un permiso a las autoridades sanitarias del Estado venezolano y a las autoridades gremiales.

“Es decir, si el caso es en el Zulia, su petición primaria debe ir a la secretaría de Salud del Estado Zulia y al Colegio de Médicos del Estado Zulia. Pero su solicitud debe obligatoriamente, siendo extranjero, pasar por la Secretaría de Doctrina de la Federación Médica Venezolana”.

Rivero apunta que su despacho, luego de evaluar las credenciales, revalidadas ya, tanto el pre como el posgrado del médico en cuestión, la FMV emite un aval para que el Ministerio de Salud le permita trabajar en Venezuela.

operacionesLa evaluación que hace la FMV se enfoca en convalidar los pensum de estudios de una universidad reconocida y si es el caso de especialización, que tal programa tenga iguales o más años que la misma especialización en Venezuela. “Nunca podrán ser menos”, advierte. Todos los documentos tendrán que estar apostillados por las autoridades institucionales de su país de origen.

Pero el Secretario de Doctrina repara muy específicamente en el artículo 8 de la Ley del Ejercicio de la Medicina, cuyo espíritu es que, cualquier médico en el suelo venezolano, para ejercer antes en la medicina privada, deberá servir antes un año en la medicina pública. Explica que el galeno, en caso de estar en Zulia, debió sostener un acuerdo, por ejemplo, con la Gobernación del Estado por el lapso de un año y esa trayectoria sería válida para ejercer luego en el sector privado.

medidasTodas estas aristas son en las que, precisamente el Fiscal 13 de Delitos Comunes, Jorge Ramírez y el Fiscal 25 contra la Corrupción, Manuel Núñez, profundizan la investigación.

Según informantes cercanos al caso, en la Facultad de Medicina de la Universidad del Zulia, habrían personajes que habrían otorgado a Chaux documentación avalada por la casa de Estudios, pero contraviniendo leyes básicas del Estado y estarían pronto a salir a flote sus nombres.

Rastreo en un hotel
El polémico caso del Dr. Carlos Chaux Mosquera, un médico de origen colombiano con especialización en cirugía bariátrica, mantiene activos a fiscales del Ministerio Público tras haber hallado elementos probatorios que lo vincularían a la práctica ilegal de la medicina en Venezuela, el cobro en dólares por sus operaciones y además la defraudación tributaria en contra del Estado venezolano.

Versión Final tuvo acceso a documentos de la investigación que ofrecen aún más detalles del rastreo que se le sigue al galeno. Ahora la Fiscalía Vigésima Quinta del estado Zulia ha enviado un oficio a un reconocido hotel de la avenida El Milagro, de Maracaibo, donde solicitan a la gerencia un registro preciso de las fechas en las cuales el Dr. Carlos Chaux se ha hospedado en el recinto.

La información solicitada serviría, según las fuentes vinculadas a la investigación, para corroborar, en caso de comprobarse, que el especialista colombiano no ha fijado residencia en suelo venezolano para ejercer la medicina en el sector privado, y se emparentaría con los datos solicitados al Colegio de Médicos del Zulia, que en las próximas horas debe responder al Ministerio Público si el mismo doctor ha tramitado ante el gremio la fi jación de su residencia en el Zulia y su colegiación.

La investigación al Dr. Carlos Chaux lleva más de dos meses y los fiscales a cargo han levantado señalamientos por práctica ilegal de la medicina y forjamiento de documento falso, además de defraudación tributaria contra el Estado venezolano tras conocerse el cobro en dólares de sus operaciones.

Y el caso ha llegado incluso hasta el despacho de la misma ministra del Poder Popular para la Salud, Luisana Melo, en cuyo despacho reposa un documento girado desde la Fiscalía Décima Tercera del Ministerio Público, a cargo del abogado Jorge Ramírez Guijarro, donde se le solicita a la titular del Gobierno información sobre la validación de títulos del Dr. Carlos Chaux por esa dependencia, su cumplimiento del artículo 8 de la Ley Ejercicio de la Medicina, y los expedientes y acreditaciones del médico que deberían reposar en los archivos de la Unidad de Cirugía para la Obesidad de Maracaibo (Ucom).

Clínica y consulado
Las pistas de Chaux se siguen de cerca, por órdenes de los fiscales, en una clínica de la Av. 8 Santa Rita, de Maracaibo, donde Chaux habría instalado su centro de operaciones en la ciudad. Un oficio girado desde el Ministerio Público ha solicitado a esa institución, toda la documentación certificada por autoridades venezolana de Chaux, incluso del Dr. Henry Gabriel García Pacheco, quien ha sido señalado de ser cómplice en las prácticas del especialista en cirugía bariátrica proveniente de Colombia.

E igualmente la investigación ha irradiado hasta el despacho del Cónsul de Colombia en la ciudad de Maracaibo para que corrobore información sobre la identificación del ciudadano de nacionalidad colombiana con cédula asignada Nº 19.248.919. Se espera respuesta del diplomático en las siguientes horas.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...