El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Fedenaga denuncia impunidad en el asesinato de 14 trabajadores del campo en La Cañada

Los productores exigen la reactivación del porte de armas para brindar seguridad a sus trabajadores. Temen que, de continuar las extorsiones en el Zulia, se vea afectada la distribución de alimentos a todo el país

El asesinato de cuatro trabajadores de la hacienda San Tomé, a manos de una banda delictiva dedicada a la extorsión y homicidio en La Cañada de Urdaneta, ha encendido las alarmas del sector agropecuario de todo el país.

Este martes, el presidente de la Federación Nacional de Ganaderos de Venezuela (Fedenaga), Armando Chacín, aseguró que, en menos de un año, 14 trabajadores de fincas han muerto a manos de grupos antisociales de este tipo solo en La Cañada. Ningún caso ha sido resuelto por las autoridades.

Durante una rueda de prensa que ofreció en la sede de la Cámara de Comercio de Maracaibo, junto a gremios de productores, comerciantes e industriales, Chacín indicó que el dantesco crimen ocurrido el pasado fin de semana “no es un hecho aislado”, pues lo mismo ocurre desde hace años en el Sur del Lago, en la Costa Oriental del Lago, en estados como Barinas, Cojedes, Apure y Anzoátegui, donde el hampa mantiene azotada la actividad económica y agropecuaria con extorsiones y amenazas de muerte, ante la falta de acción del Estado.

Explicó que el caso de la hacienda San Tomé fue denunciado en la Policía Nacional desde hace dos semanas atrás, cuando ocurrió un intento de extorsión. En esa oportunidad, la banda extorsiva amarró a los trabajadores como una advertencia y dejó amenazas por escrito.

“Creemos que hubo una inacción, pues hubo una denuncia que no fue tomada en cuenta y hoy quizá no hubiera cuatro personas muertas, sino delincuentes detenidos. La misma información después de los hechos, más allá de los cuatro cadáveres, la había hecho hace dos semanas”, precisó el titular de Fedenaga.

Lo mismo ha ocurrido en distintas unidades de producción de la Cañada. En la hacienda Cotuperí asesinaron a tres obreros; en la hacienda El Carmen mataron a dos; en El Carmelo les quitaron la vida a otras dos personas; y en Petrovenca acribillaron a tres.

Además, hay dos trabajadores desaparecidos en la COL y hasta los momentos no aparecen. Fueron secuestrados por delincuentes.

Todos estos hechos, dijo Chacín, responden a extorsiones. “Pedimos y exigimos justicia para esos señores que engrandecen el campo zuliano. Está siendo vilmente asesinada la masa trabajadora del campo”, añadió.

Productores exigen porte de armas

Denunció que hay municipios del Zulia asediados por “tres y cuatro bandas” que extorsionan a productores y comerciantes, “y es imposible que el Estado muestre una cara indiferente ante esto”.

Asimismo, el dirigente gremial aseveró que propietarios de fincas han sido baleados, además de haber sido víctimas de abigeato y robo de maquinaria.

“Ya se debe haber hecho justicia, pues hay suficiente información para someter a los que cometen estos actos, al igual que los casos de extorsión. Toda Venezuela está tomada por el hampa y exigimos que salgan de los cuarteles los militares a hacer su trabajo”, llamó.

Pidió, además, el permiso para el porte de armas “porque estamos solos”.

“Hemos sido capaces de mantener la producción nacional desarmados y en este momento exigimos nuestro porte de armas para poder defender a nuestros trabajadores y darles seguridad. Hemos demostrado que somos personas responsables”, solicitó.

En peligro abastecimiento de alimentos

Chacín resaltó que los antisociales han buscado formas de atemorizar y, a su juicio, lo han conseguido, pues varios predios están totalmente abandonados, como la hacienda San Tomé y sus vecinos, que hoy no tienen personal obrero.

“Hay productores agropecuarios que han dejado sus unidades de producción botadas por miedo y han vendido sus enseres a un costo ridículo. Evidenciamos en videos, este lunes, la huida de los trabajadores. Hoy San Tomé no tiene quién ordeñe a sus animales, por ejemplo, lo que repercute en la producción”, alertó.

Vaticinó que esta situación, de no controlarse, podría afectar el abastecimiento de alimentos en la nación. Según informó, los delincuentes han advertido que seguirán con sus prácticas delictivas desde el sector Los Lirios hasta la Villa del Rosario, específicamente hasta el río Catatumbo.

“Ellos lo anuncian alegremente porque saben que pueden tener éxito en la gestión que harán para ganar dinero ilegal”, manifestó.

También mencionó la situación que se vive en la Troncal 6, donde la inseguridad e irregularidades están “desatadas”.

“Es una anarquía lo que impera en la Troncal 6. Hemos visto cómo el sector transporte no quiere utilizar esta vía, dejando a un municipio totalmente aislado del resto del país. Estas zonas debieran estar militarizadas”, insistió.

“Todos saben quiénes son las mafias del Zulia”

El representante de los ganaderos responsabilizó de estos hechos al hampa común. “Aquí todos saben perfectamente quiénes delinquen. Todos saben quiénes son las mafias. Todos saben dónde viven, quizá, los lugartenientes. Pero no hay eficacia de seguridad. Hay información de más pero el Estado venezolano no la utiliza para dar salida a este problema”, refutó.

“Estos delincuentes se han repartido como botín las zonas del Zulia. Algunos operan supuestamente desde fuera de la frontera pero es el Estado el que puede llegar a donde están. Ellos dejan rastros suficientes, como amenazas por teléfono o escritas”, añadió, al tiempo que hizo un llamado a los organismos de seguridad a avocarse a trabajar en la seguridad de las zonas rurales de la entidad.

Cuestionó cómo las autoridades “han dejado salir de sus manos” el control de la extorsión y han permitido “ganar terreno” a este grave delito que se vive en el Zulia desde hace más de 5 años, según la Federación de Ganaderos de la Cuenca del Lago (Fegalago).

“Vemos cómo se han repartido a lo largo del país y cómo pueden llegar a estar más organizados que, inclusive, instituciones como la ZODI o la REDI. A los cuerpos de seguridad les pedimos que hagan el trabajo que están dejando de hacer porque es la única garantía de que todos los consumidores venezolanos tengan comida en sus mesas”, alegó.

De igual forma, Chacín pidió a las víctimas denunciar cualquier eventualidad que les suceda sin miedo a represalias. “Busquen sus canales regulares gremiales para llevar las denuncias hacia donde tengan que ser giradas, porque vemos que muy poco surgen efecto en el estado donde suceden los hechos, por lo que las vamos a elevar al nivel ministerial que haga falta, y las pondremos en los canales necesarios”, invitó.

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...