El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Familiares de estudiante de la UNES muerto en ejercicio de sobrevivencia piden pensión para su hija

Según la minuta oficial, los estudiantes se encontraban durmiendo en unas carpas, cuando un árbol seco se partió en su base y cayó desde una altura de unos 15 metros sobre la tienda de campaña en la que se encontraba Yonaiker Calderón López aplastándolo

“Él siembre era el primero en todo, en los estudios fue un gran estudiante, en los deportes que practicaba no había quién le ganara, era muy competitivo y una persona seria, el sueño de toda su vida era ser policía, lamentablemente murió tratando de alcanzar ese sueño, había logrado estar entre los primeros de su promoción en la que era Guardia de Honor”.

Así describen a Yonaiker Alexander Calderón López, el estudiante de la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad que perdió la vida la madrugada del pasado miércoles 15 de septiembre, durante el décimo curso de Operadores Tácticos que realizaba junto a sus compañeros de promoción en la sede de la Escuela de Comando ubicada en El Junquito, reseñó El Universal.

Según la minuta oficial, los estudiantes se encontraban durmiendo en unas carpas, cuando un árbol seco se partió en su base y cayó desde una altura de unos 15 metros sobre la tienda de campaña en la que se encontraba Calderón López aplastándolo.

Esa misma minuta, se detalla que el joven fue atendido por el paramédico táctico del curso, quien le realizó reanimación cardiopulmonar mientras era trasladado hasta el hospital Miguel Pérez Carreño, centro al cual habría ingresado con pulso, sin embargo, en vista de la gravedad de los politraumatismos craneoencefálico y cerrado de tórax que sufrió, murió a los pocos minutos de su ingreso al centro de salud.

Calderón era huérfano de padre y madre y se crio con una tía quien siempre “se encargó de convertirlo en un joven decente y trabajador, quien soñaba con ayudar a sus vecinos desde las filas de la policía”, informó El Universal.

Sus familiares recordaron que Yonaiker, deja una niña de dos años, “quien era su adoración, y ahora se repite la misma historia que él vivió, la pequeña quedó huérfana, por lo que pedimos que nos ayuden con una pensión para la educación de la bebé, quien no se merece haber perdido a su papi de esa manera”.

“Nosotros vivimos en una zona aislada de Barlovento, en el sector El Cristo, en la vía entre Río Chico y El Guapo, en el estado Miranda y esa ayuda nos permitiría salir adelante en estos momentos tan duros y difíciles”, indicaron finalmente los familiares del joven fallecido.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...