El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Encuentran tres cadáveres en El Museo

Entre cadáveres amanecieron el viernes los vecinos del barrio El Museo, parroquia Luis Hurtado Higuera. Tres cuerpos yacían sin vida sobre la arena, unas cuatro cuadras separaba un hallazgo de otro.

Boca arriba estaban dos cadáveres, vecinos de la zona les cubrieron los rostros con unos trapos viejos. Víctor Hugo Luque Fernández, de 29 años, no tenía calzado. Se apreciaban sus medias de rayas blancas y negras. Vestía un jeans celeste, su chemise verde estaba levantada a medio cuerpo. Junto a él estaba José Antonio Pirela Ríos, de 27 años, tenía unas gomas azules, blue jeans y chemise blanca, también medio levantada hasta la mitad de su torso.

El reloj marcaba 6:00 a.m., un grupo de vecinos pretendía salir a iniciar su jornada laboral. Pero, en toda la esquina de la calle 108, con avenida 72-A, en una zona enmontada quedaron petrificados al percatarse de la presencia de los restos.

La sangre de los infortunados estaba pegada a las láminas de zing de la fachada de una casa humilde del sector. Una roca también tenía restos del fluido rojo. A Pirela y Luque los asesinaron a machetazos y los golpearon con objetos contundentes en la cabeza. Al parecer no eran residentes de la zona, por lo que se desconocen mayores datos sobre su procedencia.

Desde las 8:30 de la mañana, efectivos de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), tras recibir vía telefónica una denuncia anónima, se encontraban en el sitio de los hechos para resguardar la escena.

Los sabuesos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) levantaron los restos cerca de las 9:30 de la mañana. Los peritos presumieron que los hombres estaban intentado robar en una de las casas. Por lo que les habrían dado muerte en el sitio. Sin embargo, los residentes del sector negaron haber escuchado ruidos inusuales durante la noche.

Asfixiado y enterrado

A pocos metros de los restos de Pirela y Luque, los residentes del barrio se toparon con otro cadáver. Desde el pasado jueves la putrefacción era insoportable. Sofocados por el hedor, varios hombres removieron la arena roja del montículo que estaba en la calle 108 con avenida 70, en una trilla del parcelamiento Villa Fuerzas Armadas. El sitio está en construcción y a futuro serán las viviendas para milicianos, según explicaron los vecinos.

Ni a un metro de profundidad se encontraba el cuerpo de contextura regular, tez morena y cabello negro.

El infortunado, quien estaba enterrado en posición fetal, vestía unas gomas Nike tipo Vans azules, un short negro deportivo y una chemise de rayas celestes y azul oscuro.

A simple vista solo se le apreciaba un golpe en la cara y tenía dislocado el brazo derecho. No se percibían heridas por arma de fuego.

En horas de la tarde de ayer, familiares identificaron plenamente al hombre en la morgue de LUZ.

Jesús Daniel Marriaga Perozo, de 22 años, vivía en el barrio El Gaitero, adyacente a dónde lo hallaron muerto.

Su padre alegó que el joven trabajaba en Mercamara como carretero y desde el domingo no sabían de él. Los dolientes desconocen cómo ocurrió su muerte.

Se enteraron luego que vecinos lo reconocieran cuando los funcionarios del Cicpc lo sacaban del montón de arena.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...