El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Descartan a Cicpc en investigación por asesinato de su similar durante suceso en La Limpia

Desde ayer el Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalística (Cicpc) se desprendió de las investigaciones sobre la muerte de unos de sus miembros y la de un funcionario de Conas tras la confusa balacera ocurrida durante una entrega controlada de dinero para capturar a extorsionadores en un centro comercial ubicado en la avenida La Limpia la tarde del miércoles.

La Unidad Técnico Científica  y de Investigaciones del Ministerio Público se hizo cargo del caso por lo que el CICPC le remitió todas las evidencias y actuaciones que había realizado para esclarecer el caso, entre estos un video tomado desde una entidad financiera donde se observa cuando uno de los diez militares que realizaban el procedimiento, se le acerca y le dispara al funcionario del CICPC, Esfael Alejandro Bracho Galué, quien estaba sentado, según los investigadores de la policía científica, esperando para comprarle pañales a su hijo de tres años.

Una fuente de la policía científica indicó que la medida es aceptada por la superioridad de esa institución para que se despeje cualquier duda que apunte a que el CICPC se podría parcializar. Aclaró que el funcionario Esfael había soltado su guardia en la subdelegación El Moján y para ese momento era una persona común a quien el Estado tenía que respetarle sus derechos.

“Lo que paso fue una desgracia y es muy lamentable. Hubo un mal procedimiento por parte del Conas y las evidencias lo demostrarán”, aseguró.

Todas las evidencias serán enviadas a Caracas y pese a lo delicado del caso por estar envueltos dos importantes organismos de seguridad, no se ha designado un fiscal del MP con competencia nacional para que junto a la fiscalía del Zulia se suma al proceso investigativo, como suele suceder en este tipo de situaciones graves.

Tal como se ha reseñado, los funcionarios del CONAS recibieron una denuncia de extorsión y un equipo compuesto por diez efectivos, se trasladaron al mencionado centro comercial. Allí detuvieron a Raúl Trabacillo Orbegoza y a Linda María Custri. Según los militares del CONAS, “el sargento Kevin Romero, hacía fotos del lugar como parte del trabajo y Asfael Bracho discutió con él porque le tomaba fotos. El GNB se le acercó portando su credencial y le pidió que sirviera de testigo, pero el Cicpc sacó su arma de un bolso y le disparó”.

En el video  no se observa al funcionario de la policía científica disparando, sólo al efectivo del Conas que tenía al lado y tras él, lo hicieron otros militares. El miembro del Cicpc recibió doce balazos y el sargento Romero dos, uno en la parte izquierda del cuello y otro en la espalda, este último sería el disparo que le cegó la vida.

Para algunos investigadores de la policía científica el funcionario Bracho nunca disparó y fueron agentes del Conas quienes mataron a los dos funcionarios.

Una de las pruebas más contundentes sería las experticias a unas ocho armas de fuego, siete de la GNB y una del Cicpc. Todas están en manos de la UTC del Ministerio Público, así como los resultados de las trayectorias balísticas y la planimetría.

La mayoría de los funcionarios de la policía científica y del Conas, están pendientes del caso y al juzgar por algunos de sus comentarios, sólo quieren que la verdad se conozca independientemente de la actuación errada que cualquiera de los involucrados en esa balacera pudo tener.

Los funcionarios muertos en la balacera, Kevin Romero (izq) y Esfael Bracho (dcha)                         Los funcionarios muertos en la balacera, Kevin Romero (izq) y Esfael Bracho (dcha)

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...