El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Denuncian proliferación de síntomas del Covid-19 en el Retén de Cabimas

Los padres de un recluso reportaron que ya no solo la tuberculosis reina en el recinto, sino que los presos presentan fiebre, dolor en los pulmones y pérdida de apetito. Aseguraron que es normal ver cuerpos envueltos en sábanas y tirados en el piso

“Desesperados” y “angustiados” dicen estar los padres de un joven recluido en el Retén de Cabimas, debido una presunta “proliferación de síntomas que concuerdan con los del coronavirus”.

Los familiares del reo marabino, de 28 años, denunciaron que ya no solo la tuberculosis reina en el recinto, sino que los presos presentan fiebre, dolor en los pulmones, pérdida de apetito, como es el caso de su hijo, quien no ha sido atendido hasta ahora.

No se sabe lo que tiene mi hijo, si tuberculosis o Covid, porque él tiene que hacerse unos exámenes y el director de la policía del retén nos dijo que no lo pueden llevar al hospital porque tienen problemas para el traslado por la gasolina. Solo lo sacarán si está grave de muerte”, refirió el padre del detenido.

La madre del apresado, al igual que su esposo, pidieron resguardar su identidad para proteger la integridad de su hijo. La familia reclama que dentro del recinto penitenciario no se cumplen las medidas sanitarias y que “los funcionarios dan mal trato, tanto a los presos como a los visitantes”.

A muchos lo han sacado de sus celdas y los tienen tirados en el patio como animales. Los sacan al estar enfermos porque según  ellos van a contaminar a los otro presos”, argumentó la mujer a Version Final.

Los padres ratificaron que varios de los reos ya confirmaron que tienen coronavirus, aunque no especificaron cómo comprobaron que padecían la enfermedad. “Mientras que otros viven con incertidumbre por no saber si verdaderamente tienen el virus”, dijeron.

Según la madre del recluido, las patologías se presentan en todos los pabellones del retén, tres masculinos y uno femenino. Acotó que también permanecen las enfermedades recurrentes que agobian a presos venezolanos como son la tuberculosis y el VIH-Sida.

Otra de las cosas que ha incrementado es la matazón entre los pabellones. Aunque desde hace años esta problemática está, en los últimos meses hay más tiros, balaceras, muertos  y no dicen la cantidad de fallecidos ni quiénes son. Se han presentado muchos desastres”, añadió la mujer.

“Envueltos en sábanas”

El padre del joven, recluido desde hace cinco años, nueve meses y 11 días, reveló que desde el inicio de la pandemia, cuando ha podido entrar al retén, ha visto cuerpos envueltos en sábanas en lugares comunes. Según los presos, son fallecidos a causas de enfermedades.

Hace como dos semanas vi a un joven envuelto en una sábana y pregunté: ‘¿a ese muchacho qué le pasó?’, y me respondieron: ‘no, que se murió y lo tiraron ahí’. No hay médicos ni autoridades que ayuden a esas personas; mueren sin saber lo que tienen”, lamentó el hombre de 56 años.

Los familiares directos del zuliano enfatizaron que hasta la fecha su hijo no ha terminado el proceso judicial y temen que el joven vaya a morir sin poderlo sacar del retén.

Desde hace más de cinco años la familia hace el esfuerzo para dirigirse desde Maracaibo hasta Cabimas. En la actualidad cada vez que lo hace gasta cerca de 1.000.000 de bolívares en efectivo, para el traslado.

Para el transporte gastamos un dineral. Desde la Circunvalación 1 hasta el Puente nos cobran 100 a 150 mil bolívares y desde ahí hasta el retén entre 300 a 400 mil bolívares, según como esté el chofer ese día. De regreso es lo mismo”, aseguran.

Para llevarle medicamentos o comida “saltan y brincan”. “Como sea se lo hacemos llegar”, refieren. En cuanto a la entrada al penal, manifestaron que los dejan entrar y que ya no pagan como lo hacían antes de la llegada de la pandemia.

Esta familia zuliana que representa el sentir de muchas familias en la región hace un llamado al gobernador del Zulia Omar Prieto y a las instituciones del Estado para que lleven médicos para el retén y controlen las enfermedades que agobian a los reclusos. Además, exigieron que trasladen a hospitales a los que padecen síntomas graves. Solicitan que se garanticen los derechos humanos de quienes cumple penas en el recinto penitenciario.

Somos unos padres desesperados. Solo queremos que nos ayuden a nosotros como a nuestros hijos. Esto lo hacemos en nombre de todo el que está detenido y por el sufrimiento de tantos familiares que viven una agonía al saber el calvario que pasan los suyos”, destacó la mujer.

Tres meses de la primera denuncia

Esta es la segunda denuncia que recibe Versión Final desde la llegada del coronavirus al país. El 15 de junio un preso de apellido de la Cruz reveló una presunta propagación y muertes por la enfermedad en el Retén de Cabimas.

De la Cruz denunció, en una llamada, que los cuatro pabellones estaban contaminados y que para la fecha habían fallecido dos personas tras presentar síntomas similares al Covid-19.

En esa oportunidad, detalló que en el ala C había unas 40 personas que tenían síntomas semejantes al coronavirus, entre estos él y que todos están revueltos sin ninguna medida de aislamiento. Además, no habían recibido apoyo de las autoridades gubernamentales.

Este viernes 14 de agosto, dos meses después de esta denuncia, se presenta el mismo reclamo.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...