El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Degüellan a sexagenario con un pico de botella

En una trilla, sobre un montón de basura los asesinos de Jorge Elicer Cabarca Roca, de 68 años, dejaron su cadáver. Su rostro estaba cubierto de sangre, en su cuello una herida signo de la tortura que recibió por sus atacantes, en horas de la madrugada de ayer.

Los vecinos del barrio Los Membrillos, parroquia Francisco Eugenio Bustamante en la vía que conduce a La Concepción, se aglomeraron en la calle de arena. Todos reflejaron gran asombro por el fallecimiento de Jorge; puesto que era muy querido por todos.

Hace 40 años llegó a Venezuela proveniente de su natal Colombia, desde allí se dedicó a limpiar patios y trabajar en una granja como vigilante en el barrio Villa Concepción, a escasos metros del lugar del crimen.

A Cabarca los homicidas no le robaron sus pertenencias, a su lado quedó la carretilla que manejaba con los escombros que se disponía a botar en horas de la madrugada.

Al sitio llegó un hijastro de la víctima y relató que Cabarca tenía muchos años viviendo en el país y nunca había tenido problemas con nadie.

 “Él era un hombre muy tranquilo. Solo dedicado a su trabajo, no fumaba, ni bebía. Nos ayudaba en lo que podía”, confesó Donaldo Romero.

Al sitio acudieron funcionarios del Cuerpo de Policía Bolivariana del Estado Zulia (Cpbez), quienes notificaron a los sabuesos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), sobre el hallazgo.

“¿Ay Dios, por qué?

Una mujer de aproximadamente de la misma edad del fallecido llegó al lugar. Los parientes del obrero impidieron que viera el cuerpo, pero ella sacó fuerzas y se safó de todos, cuando vio el cuerpo los lamentos iniciaron.

“Mira cómo lo dejaron, eso no es justo”, decía la mujer, quien era su consuegra.

Otra joven le respondía: “Mamá no lo veas, así no, da mucho dolor”.

Los delincuentes no se conformaron con degollarlo, también lo golperon fuertemente.

Cuando los sabuesos llegaron a la escena revisaron sus bolsillos, en el derecho tenía dinero en efectivo. El calzado deportivo y los guantes que usaba para su labor diaria los llevaba puestos.

Los funcionarios del Cicpc hicieron las experticias y a su lado encontraron el arma homicida.

Aún no descartan alguna hipótesis, pero presumen que se trate de una venganza.

El cadáver de Cabarca Roca lo trasladaron a la morgue forense de LUZ para la autopsia de ley.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...