El diario plural del Zulia
TOPE AMERICARGO

Dan último adiós a la pequeña Gabriela

Las autoridades buscan a “El Bebito”, por el asesinato contra Leonardo Cárdenas y la niña, ejecutado el pasado jueves, a las 7:30 p. m.

Más de 80 personas llegaron, ayer en la mañana, a la avenida 127 del barrio Brisas del Sur, parroquia Manuel Dagnino, a despedirse de Gabriela Chiquinquirá Salas Cañizales, asesinada de un balazo en la frente, durante el homicidio de Leonardo Enrique Cárdenas Guerra, de 38 años, perpetrado el pasado jueves, a las 7:30 de la noche.

Todos tenían rostros abrumados ante la tragedia que pasa la familia Salas Cañizales, al perder de esa forma tan violenta a su única e inocente hija, de 2 añitos.

Los allegados estaban sentados en sillas blancas debajo de un árbol. Hablaban sobre lo sucedido, especulaban y se preguntaban ¿por qué a ella?

Génesis Cañizales, de apenas 23 años, no hablaba, solo acariciaba el féretro como si tuviese a “Gaby” entre sus brazos. Y con fuerza, tomaba la mano de su esposo Yorvin Gabriel Salas, chofer de tráfico de la línea de Pomona, que vio morir a su hija.

No tengo mucho que decir. Las autoridades investigan, pero esto es delicado. Sabemos cómo están las cosas y es mejor callar”, expresó con los ojos inundados en lágrimas el progenitor. Mientras que el resto de la familia se afincó en exigir “que se haga justicia”.

Los sabuesos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), informaron ayer en la mañana que efectivamente una pareja atacó a Leonardo por la espalda, cuando reparaba su Chevrolet Caprice, frente a su residencia en la calle 126.

“Los buscados son un hombre y una mujer embarazada. Ella se quedó en la motocicleta mientras que alias ‘El Bebito’ se acercó a dispararle a Cárdenas. Él recibió unos cinco balazos y uno solo se le incrustó en la cabeza a la niña, que acompañaba a su padre a raspar unas tarjetas para comprarle una ‘chiva’ a su auto”, expresó un funcionario ligado al caso.

El detective reveló que Leonardo, hace unos 20 días, se salvó de un atentado a tiros por parte de “El Bebito”.

“Cárdenas amenazó a este azote, el cual aún no tenemos identificado a plenitud, por haber matado a tiros a Enderson Gregorio Pirela Guerra, de 17 años, uno de sus sobrinos, el pasado 24 de mayo, en el barrio Bello Monte, parroquia Luis Hurtado Higuera”, detalló.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...