El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Crimen de Rosal Sur puede ser venganza

El crimen de Rafael Eduardo Reverol Villasmil, de 57 años, es investigado por los detectives del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), como una resistencia al robo, sin embargo no descartan, al igual que sus familiares, que se trate de una venganza.

A Reverol lo ultimaron de tres puñaladas, el pasado sábado a las 9.00 de la mañana, en el garaje de la casa de su hermana, en la urbanización Rosal Sur, de la parroquia Coquivacoa.

Ayer, frente al salón El Cristo de la funeraria El Carmen, un cuñado habló y contó que en la escena del crimen habían varias herramientas porque a primera hora de la mañana un “guajiro” llegó a la residencia para hacer el jardín. Cuando él estaba cortando la grama del frente de la casa, Rafael abrió la puerta para pasarle el rastrillo, con una pala y una escoba. En ese momento según el familiar ingresaron los tres delincuentes a la vivienda. Sometieron a Reverol, le amarraron las manos con los cordones que le quitaron a su zapato derecho y siguieron al interior de la residencia.

Adentro también sometieron a los sobrinos de Rafael y un amigo de ellos, quien al ver a los maleantes se encerró en una de las habitaciones. Los azotes forzaron la puerta hasta dañarla y el joven no salió hasta que los detectives del Cicpc lograron abrirla, al llegar.

Rafael, quien era activista de un frente revolucionario, al ver que los vándalos entraron por la cocina, gritó pidiendo auxilio para alertar a los vecinos. En ese momento el hombre que se quedó vigilándolo le clavó tres veces el cuchillo en el abdomen para que se callara. Los desconocidos, al verlo agonizando, lo arrastraron hasta la jardinera, lo dejaron caer boca arriba, tomaron la llaves con el control, abrieron el portón del garaje y por allí huyeron. Del jardinero no supieron más nada. Lo han llamado y no contesta. Presumen que actuó en complicidad.

¿Venganza?
El cuñado de la víctima explicó que los homicidas no se llevaron nada de valor. Desmintió que se quisieran robar la bomba del agua y asomó la posibilidad de que se tratara de una venganza, pues dejó ver que Rafael tuvo un problema, al parecer fuerte, hace años. No especificó qué tipo de problema, pero maneja el robo como segundo plano.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...