El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Carros robados pasan de Maracaibo a Colombia en dos horas

En 120 minutos por la denominada “vía a vía”, expresión que utilizan los bachaqueros y ladrones de carros para referirse a la carretera Troncal del Caribe, la delincuencia organizada lleva a la población de Majayura, en el departamento La Guajira, Colombia, los vehículos robados en Maracaibo.

Sin descaro y ante la mirada indiferente de policías, soldados y guardias nacionales, las mafias robacarros pasan a diario a territorio neogranadino, a través de la frontera con el Zulia, al menos ocho automóviles solicitados por robo y hurto en toda Venezuela.

La distancia del recorrido no supera los 100 kilómetros y supone atravesar los municipios Maracaibo, Mara y Guajira, ocho puntos de control fi jos y móviles (Guardia Nacional, Cpbez y Ejército), un peaje y hasta el puente Pamplona, que está sobre el río Limón en la población de Carrasquero y tiene al lado al pelotón de la 2da Compañía del Destacamento 112 de la GNB.

Los propios habitantes de la subregión Guajira, cansados de temer por sus vidas y la de sus hijos ante el exceso de velocidad en que transitan los carros robados por la vía principal, revelaron detalles de las rutas ilícitas.

Irónicamente, los “jinetes” (choferes) de las mafias robacarros utilizan un 90% de carretera pavimentada para llevar los autos a Colombia. Evitan usar trochas, para evitar que la unidad “sufra” ante las malas condiciones de la vía y por minimizar los tiempos de respuesta de los entes policiales.

Corredor vial
Las rutas de los vehículos robados inicia en las avenidas Guajira o Milagro Norte, en Maracaibo, y pasan frente al primer control militar en el Comando Zona 11 de la GNB (antiguo Core-3), donde permanecen efectivos castrenses en labores de prevención.

Sigue por la Troncal del Caribe, donde se encuentran con otras cuatro alcabalas fijas dispuestas en Santa Cruz de Mara (Cpbez), Peaje San Rafael (Cpbez y GNB) y Nueva Lucha (GNB), allí se divide el corredor vial que une a la ciudad con la Guajira.

En la intersección en forma de “Y”, en Nueva Lucha, choferes de tráfi co, residentes y turistas toman la ruta de su mano derecha que los lleva a El Moján, Paraguipoa, Caimare Chico y Guarero. Sin embargo, los ladrones de carros desestimaron esta vía, pues desde la entrada en vigencia del Estado de Excepción decretado por el Gobierno el 5 de noviembre, la zona fue tomada por 3 mil efectivos militares con la “Operación Frontera Patria”.

Pese al rimbombante anuncio, la militarización no surtió el efecto esperado y solo se divisó los primeros 30 días. Desde Nueva Lucha, los “jineteros” cambian de rumbo y toman la vía hacia Carrasquero (Mara), para llegar hasta el asentamiento El Escondido (Guajira), el último pueblo venezolano, desde donde traspasan la frontera y toman las trochas de 3 o 15 kilómetros que los lleva a su destino fi nal en Majayura, en la guajira colombiana.

Antes de llegar a suelo colombiano, los hampones pasan por otras cinco puntos de control fijos: del Ejército en el sector Siloé; de la GNB y el Cpbez en Carrasquero; otra del Cpbez en el sector Molinete, y una última de la GNB en el sector Puerto Rosas.

En la “Y” del sector Los Tizones, antes de Carrasquero, los ladrones usan una trocha que pasa por El Matacán,
el río Socuy y llega a Puerto Rosas. Y después de Carrasquero, por Don Bosco, está otra trocha que pasa detrás del comando de la GNB de Puerto Rosas, y termina en El Escondido, a solo 20 minutos de Majayura.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...