El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Cae abatido homicida de un exinspector del Cicpc

Uno de los delincuentes que participó en el asesinato del exinspector del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), Naín Álvarez, acribillado en el barrio Puerto Rico de Maracaibo en mayo de 2014, cayó abatido ayer a las 8:30 de la mañana tras enfrentarse a tiros con una comisión de ese organismo policial en el sector Gallo Verde.

El maleante, identificado como Jalbert José González Olivar, de 25 años, alias “El Mayito”, se desplazaba en el mismo vehículo Mazda 3 color negro, placa AA043YT, que utilizó hace dos años para servir de mosca a los gatilleros que acabaron con la vida del exfuncionario, reveló una fuente del Cicpc.

Según el informante, desde tempranas horas de la mañana de ayer realizaban labores de inteligencia en el barrio San José en búsqueda de “El Mayito”, quien junto con dos pistoleros mató de 20 balazos a Álvarez, cuando se bajaba de su camioneta Jeep Grand Cherokee blanca, frente a la casa de su pareja en el barrio Puerto Rico.

El Cicpc divisó al sospecho en el barrio San José y le dieron la voz de alto, pero este emprendió veloz huída y escapó hacia la urbanización La Paz, donde otra comisión de la Brigada Antidelincuencia Organizada observó pasar al Mazda 3 a toda marcha y con la puerta del copiloto abierta.

Los funcionarios lo siguieron. Iban tan rápido en sus vehículos particulares que se tragaban pares y semáforos. La persecución se detuvo por unos minutos, en la calle 98-F con avenida 90 del sector Gallo Verde.

“El Mayito” tumbó el portón del garaje de la casa de su abuelo con el Mazda. Se enconchó en el patio de la vivienda y al ver a los funcionarios de civil con sus armas en mano, se saltó el bahareque de la residencia y allí quedó en jaque. No sabía por dónde huir para que no lo capturaran.

La casa donde el homicida se escondía estaba cerrada, los efectivos se metieron por el taller que está al lado, se saltaron una pared y en un callejón, pero fueron atacados a tiros y en el intercambio hirieron a “El Mayito”.

“¡Me lo mataron!”

Más de seis detonaciones se escucharon. Los curiosos se acercaron al lugar y se conglomeraron frente a la residencia. Los habitantes estaban temerosos. Nadie supo decir quién era o a qué se dedicaba “El Mayito”.

Tras los disparos, más de 15 mujeres salieron a la calle llorando y gritando, “me lo mataron. Mataron a ‘Mayito’ como un perro. Él no se enfrentó, le dispararon”, dijo una de ellas.

La pérdida la descontroló. Varios allegados tuvieron que agarrarla para que no se lanzara encima de los efectivos que iban llegando al lugar, uniformados y en camionetas rotuladas. Unos 30 minutos duró la cacería.

Cinco funcionarios salieron del callejón de la vivienda, pero solo uno de ellos con el cuerpo de “El Mayito” en hombros. En el frente lo entregó a otros detectives que lo lanzaron en el cajón de una camioneta F-150, gritando que “estaba herido”. Estos trasladaron al presunto robacarros hasta la emergencia del CDI La Paz, donde los médicos certificaron su muerte.

Al lugar llegaron los jefes del Cicpc, quienes no rindieron ningún tipo de declaraciones. El Mazda y el arma de fuego de “El Mayito” serán sometidos a experticias.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...