El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Así se prendía la rumba en La Romareña, donde mataron a Alejandra [+Video]

Por este caso están detenidos el amigo de Alejandra, Orlando Morales, “El Gato”; el policía regional encargado de la granja apodado “El Jairito” y el organizador de la fiesta, alias “El Boli”

Hoy se cumple una semana del asesinato de Alejandra Rivera y el caso continúa dando de qué hablar. Este fin de semana circuló en redes sociales un video de la invitación a la "Rumba Electrónica" que se realizó el pasado 30 de julio en la granja La Romareña, al oeste de Maracaibo, a la que la joven asistió y no salió con vida.

En las imágenes se observa a una multitud de personas bailando música electrónica, cantando a gritos y lanzando fuegos artificiales.

Este tipo de fiestas son recurrentes en el club campestre, donde los principales asistentes son adolescentes de la parroquia Francisco Eugenio Bustamante, residentes de los sectores 19 de Abril, Villa Bicentenario, Barrio Bolívar, Las Trinitarias, entre otros.

Únicamente tres hombres, de los 16 que inicialmente habían detenido, permanecen bajo arresto por guardar relación con la muerte de la adolescente, ocurrida en la granja el pasado domingo. Uno es policía, el otro es el organizador del evento y el tercero es “El Gato”: vecino, dirigente político y amigo de la víctima.

Las investigaciones que adelanta el Cicpc arrojaron que, supuestamente, el autor material del asesinato huyó a Colombia.

Como Ángel David Sandoval Guerrero, de 32 años, fue identificado el presunto autor material del asesinato de Alejandra. En el entorno familiar y allegados a la joven se filtró la identificación e incluso fotografías del sujeto, que ya están diseminadas en las redes sociales.

Las investigaciones que viene realizando el Cicpc en torno al sonado caso revelaron que Sandoval Guerrero llegó a casa de su abuela, en el barrio Villa Bicentenario de LUZ en la Circunvalación 3, el mismo sábado 30 de julio. Allí ni siquiera estuvo 24 horas, pues supuestamente huyó a Colombia tras conocerse el feminicidio.

El supuesto homicida, quien habría asfixiado a la recién graduada con un trapo en su boca, era conocido en la parroquia Francisco Eugenio Bustamente y llegó a la granja con un mototaxista que conocía a Alejandra. La familia de la chica presume que fue en ese instante que Sandoval Guerrero fijó su atención en ella.

El amigo de la joven, “El Gato”, le confesó a su madre Thaís Mendoza que la madrugada del domingo, Alejandra se había tomado unas cervezas y la dejó dormida en un cuarto de la granja. Todo indica que en ese instante en el que fue abordada.

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...