El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Asfixian a septuagenario tras desvalijarle su casa

Por cuatro horas estuvieron observando la vivienda de Luis Emilio Vivares, de 72 años, en la calle 1B1 con avenida 13, del barrio El Hoyito, parroquia Francisco Eugenio Bustamante.

Ayer en horas de la madrugada, cuando dormía, violentaron la entrada de su hogar, lo asfixiaron con una almohada y desvalijaron el hogar.

Un muchacho desconocido, como a las 6:00 de la tarde del pasado martes, se paró diagonal a la residencia del “salserín”, que por ocho años trabajó para la Alcaldía de Maracaibo. Lo vigiló hasta las 9:00 de la noche, y se marchó dejando sus cotizas en el lugar, cuentan vecinos.

En la madrugada nadie escuchó ruidos. A las 4:00 de la mañana de ayer, la vecina del frente, quien era muy apegada con el septuagenario que vivía solo, se levantó para acompañar a su esposo al trabajo. Cuando salió vio que el portón pequeño de ciclón, de la casa de Luis estaba abierto y tenía las luces encendidas.

A la mujer le pareció extraño y lo llamó varias veces. Como no le contestó nadie, cerró la reja y siguió su camino. Presumen que en ese momento los maleantes ya estaban dentro.

Hallazgo

Cuando regresó ya eran las 6:00 de la mañana. Vio las luces apagadas y que ya el aire acondicionado no estaba. Curiosa entró a la vivienda y desde el patio abrió la cortina de la habitación, donde dormía el anciano. En ese momento encontró su cadáver.

Con ayuda de otros vecinos violentaron el candado de la puerta celeste que da paso al interior de la casa, al parecer los delincuentes la trancaron antes de retirarse.

Vivares, estaba boca arriba sobre su cama. Estaba en short, sin franela y descalzo. Con un trapo lo amordazaron, indicaron funcionarios del Cuerpo de Policía Bolivariana del Estado Zulia (Cpbez), que llegaron al sitio del suceso.

Con una almohada lo asfixiaron y la dejaron sobre su rostro. Lo hirieron en el cuello. Los hampones que mantienen azotada a la comunidad, según denuncias, revolvieron toda la vivienda. Los habitantes de la barriada a las 7:00 de la mañana avisaron a los Vivares lo sucedido.

Luz Vivares, sobrina de la víctima, detalló que los criminales “hurgaron en cada rincón, y a simple vista notaron que faltaba el televisor, el aire acondicionado, la lavadora, sus pailas y hasta su comida almacenada.

Pesquisas

Los detectives del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), llegaron al lugar y con su equipo de criminalística ingresaron a realizar las experticias dentro de la residencia, en busca de evidencias.

En una sábana blanca, manchada de sangre, envolvieron el cuerpo y entre varios lo sacaron para subirlo a la furgoneta forense. Esta unidad lo trasladó hasta la morgue de Maracaibo.

Denuncia

Los habitantes del barrio El Hoyito, están cansados. Aseguran que los vándalos que los han atacado continuamente no son de la zona. “Nos tienen verdes. A diario nos roban”.

Hace dos semanas como a tres casas de la de Luis Emilio se metieron a robar. “A ellos los dejaron sin nada. Se les llevaron absolutamente todo. Hasta el carro que tenían en el garaje. A las dos personas que allí habitan los sometieron y los amarraron mientras realizaban su hazaña”. 

Desde ese entonces los residentes están paranoicos. Piden a las autoridades que se haga justicia, pues temen por sus vidas. “Hoy fue nuestro amigo Luis, mañana podemos ser nosotros. Estamos cansados”, sentenciaron.

Al septuagenario, quien solo tuvo un hijo y era el mayor de sus hermanos, lo sepultarán en el cementerio Corazón de Jesús. Sus parientes mandaron a exhumar el cuerpo de otro pariente para poder enterrarlo.

CASO SIMILAR

A Evelio Antonio Castillo Torres, de 48 años, lo asesinaron de múltiples golpes producidos con un objeto contundente, el pasado lunes en la mañana. Lo atacaron dentro de la residencia que cuidaba, en la avenida 81 con calle 104 del barrio 16 de Noviembre, sector El Gaitero, parroquia Luis Hurtado Higuera, al sur de Maracaibo.

Su hija lo llamó en varias oportunidades, como no contestó lo buscó en su hogar. Allí lo consiguió sin vida. Le robaron el aire acondicionado y dos televisores, además de otras pertenencias.

 

 

 

 

 

 

 

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...