El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Asesinan a una ingeniera industrial para robarla

Eran casi la 1:00 de la madrugada cuando un sonido despertó a la hoy infortunada. Al salir, vio al novio de su sobrina herido, en seguida los hampones arremetieron contra ella

Un ruido estruendoso a medianoche interrumpe el sueño de María Josefina Delgado, de 47 años, ingeniera industrial de profesión. Sin pensarlo, sale de su habitación en dirección a la sala, llegando a la puerta de salida, un proyectil le impacta en la boca del estómago.

Casi es la 1:00 de la madrugada del viernes cuando ocurre todo. El portón de la casa que la infortunada compartía con su hermana, sobrinos e hijos en la avenida 79 con calle 67-A de la segunda etapa en la urbanización La Victoria, está abierto.

El novio de una de sus sobrinas, identificado como Jesús, de 26 años, espera por un taxi de lado de afuera. Dos hombres encapuchados descienden de una moto, ya habían pasado varias veces. No hay muchos diálogos, la orden era explícita: “Chamo dame el teléfono”, pero Jesús se niega y la furia despierta. Responden con balas, una se incrusta en la parte baja de su abdomen, el joven cae al piso. Aún está con vida.

La ingeniera no corre con la misma suerte, su salida sorpresiva no causa buena impresión a los hampones. La bala es más certera.

El escenario era perturbador, una chica sale en defensa de su tía y su pareja. Impulsiva la joven se abalanza sobre los antisociales, quiere ver sus rostros. Pero estos la toman por el cabello y la golpean contra el piso hasta dejarla moribunda.

Hay ocho personas en el inmueble, entre ellos dos niños. Pero a los encapuchados no les importa, asechan y recorren el sitio en busca de su botín. Solo consiguen dos cosas de interés: Un teléfono inteligente, y una tablet. El resto de las cosas de valor quedan intactas. Ambos vuelven a la moto y escapan. Todo el hecho quedó inmortalizado en la memoria de una menor de 6 años, que estaba con la pareja aguardando por un taxi.

Sin auxilio

En la ausencia de los hampones los familiares de la ingeniera intentan socorrerlos, a ella y a Jesús.

Hacen múltiples llamadas a la línea de emergencia del 911. También tratan de comunicarse con los funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), pero es inútil. Los primeros no tienen ambulancias y los segundos ni siquiera responden, aseguran los dolientes en un tono enfurecido.

Ya han pasado varios minutos y no hay respuestas. Por su cuenta trasladan a María y a Jesús a la clínica Los Olivos. Él aún puede salvarse, está en la emergencia, su estado es crítico. Ella ingresó sin signos vitales.

Un espacio ideal para delinquir es la urbanización La Victoria. No hay seguridad. La próxima persona que capturen robando en la zona será linchada, advierten los vecinos.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...