El diario plural del Zulia

Aseguran que se están registrando "renuncias masivas" del Cicpc; prefieren migrar por el Darién

Al parecer, los bajos salarios serían la causa por la que los funcionarios presuntamente optan por retirarse del organismo. Periodista Jean Carlos Rodríguez asegura que, en el caso del Zulia, quienes trabajan en la policía científica prefieren vender café y jugos para redondear lo poco que ganan en la institución

Según el periodista del periódico La Voz, del estado Miranda, Jean Carlos Rodríguez, se estarían registrando "renuncias masivas" de funcionarios de diferentes delegaciones del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) en Venezuela. Bajos ingresos económicos esgrimen estas personas como causal para decidir la salida del órgano detectivesco, pues, aseveran, lo que ganan no es suficiente para su sustento ni el de sus familias.

El periodista del mencionado medio de comunicación en los Valles del Tuy asegura que la mayoría de quienes deciden marcharse del Cicpc aparentente salen del país para buscar un mejor futuro, migrando a Estados Unidos vía la selva de Darién, entre Colombia y Panamá.

Afirma que el pasado viernes, en Lara, 10 exfuncionarios partieron desde su tierra natal a Colombia, para emprender el viaje en busca del "sueño americano".

Rodríguez apunta que en Caracas "se prendieron las alarmas", ante renuncias de funcionarios en las delegaciones municipales El Paraíso, Caricuao, El Llanito, Santa Mónica y Chacao, que, señala, "han sido significativas".

En los últimos seis meses, añade el comunicador social vía Twitter, se han incrementado los retiros de funcionarios en el interior del país. En Lara se habrían producido al menos 50 renuncias de efectivos detectivescos de diferentes jerarquías.

La situación es similar en el Zulia, donde los funcionarios prefieren vender jugos o café que seguir sobreviviendo con el salario pírrico que devengan en el Cicpc", destacó Rodríguez.

El periodista refiere además que en la entidad zuliana hubo una reunión con el director nacional del Cicpc, Douglas Rico, a quien los uniformados expresaron las precarias condiciones en las que viven y trabajan, "pero todo quedó ahí".

Algunos efectivos de la institución han llegado a asegurar que lo que ganan apenas si alcanza para el saldo mensual de su teléfono. También reclaman la falta de un seguro de salud y funerario, trabajar con hambre, el mismo uniforme de guardia y los zapatos rojos, dice Rodríguez.

Sobre lo que señala el periodista de La Voz, ninguna autoridad se ha pronunciado.

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...