El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Abatidos dos peligrosos delincuentes por el CPBEZ

Dos peligrosos delincuentes resultaron abatidos la tarde de ayer por una comisión de la Dirección de Inteligencia y Estrategias Preventivas (DIEP), del Cuerpo de Policía Bolivariana del Estado Zulia (CPBEZ).

Los maleantes quedaron identificados como Lewis José Linares Linares, alias “El bolo”, de 27 años, y Jéison Júnior Palomino Linares, conocido como “El Niño”, de 20.

La comisión se encontraba en labores de inteligencia para dar con el paradero de los maleantes, cuando fueron avistados en una moto MD, azul, por el sector La Encrucijada, persecución que finalizó en el sector Ocumare, de la parroquia Francisco Eugenio Bustamante, frente al colegio Mundo Infantil, calle 99, donde se les dio la voz de alto, pero estos desacataron la orden y se enfrentaron a los efectivos policiales.

El comisario general, Biagio Parisi, secretario de Seguridad y Orden Público, manifestó que los sujetos se enconcharon en una residencia que se presume era utilizada como guarida.

Durante el enfrentamiento los delincuentes cayeron gravemente heridos. Ambos fueron trasladados al CDI de Villa Baralt, donde ingresaron sin signos vitales.

Fuentes oficiales en la escena revelaron que los delincuentes estaban implicados en diferentes delitos.

Trascendió que “El Niño” era el segundo al mando de la banda “Los robataxistas”, que operaba en lugares del oeste como Cassiano Lossada, Calendario y Torito Fernández.

Una comisión del Eje de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, se apersonó hasta la vivienda para recoger las evidencias del enfrentamiento.

Oficial caído
Parisi informó que “El bolo” y “El niño” eran buscados por estar involucrados en el crimen del oficial del Cpbez, Engerberth Puerta, de 30 años, ocurrido el pasado 3 de noviembre, quien murió en el Hospital Universitario de Maracaibo, tras permanecer varios días recluido.

El 30 de octubre de 2015, Puerta fue interceptado por unos sujetos que iban a bordo de un Chevette, en Los Olivos, parroquia Caracciolo Parra Pérez, según contaron testigos.

El grupo de hampones le exigía al funcionario que entregara su moto, pero al negarse recibió un impacto de bala, que acabaría con su vida días después, producto de un infarto fulminante.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...