El diario plural del Zulia
TOPE AMERICARGO

A golpes y balazos asesinan a dos jóvenes en el sur

El rastro de sangre en la carretera fue indicio de que a Álvaro Montiel, de 23 años, no le dio tiempo de correr por su vida. Sus brazos estaban en posición de defensa cuando cayó al pavimento. Un disparo en la parte posterior de la cabeza acabó con su existencia.

El homicidio se perpetró en el barrio Los Bienes, sector Hato Viejo, parroquia Domitila Flores del municipio San Francisco, la madrugada de ayer

Evelin Uriana, vecina de los alrededores, se dio cuenta de que le fueron robados dos ovejos por lo que decidió caminar por la zona para encontrarlos alrededor de las 8:00 a. m. Lo que halló fue la escena del crimen. Montiel yacía sin vida en la vía pública; inmediatamente Uriana corrió a dar aviso a las autoridades.

datosversionfinalEl joven delgado de 1,73 de estatura, vestía chemise blanca con franjas moradas, un jeans color gris y unas gomas deportivas color negro.

Una gorra ensangrentada producto del impacto de bala fue arrojada a un costado de la calle donde se confundía entre la basura y la maleza.

Los sabuesos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), base La Cañada, hicieron el levantamiento del cuerpo aproximadamente a las 10:00 a. m.

Un segundo escenario

A solo un kilometro de distancia, en el mismo sector, hallaron el cuerpo de otro hombre en estado de descomposición. Un sujeto sin identificar tenía alrededor de 24 horas en un botadero de basura clandestino que opera en Hato Viejo.

Murió producto de un golpe contundente de una piedra en la cabeza. El hombre de tez morena y cabello crespo vestía camiseta blanca y un short deportivo azul eléctrico.

El cadáver fue levantado por efectivos del Cicpc para trasladarlo, al igual que Montiel, a la morgue de LUZ.

El sexagenario Ángel Atilio Semprún, quien vive en una modesta casa, a escasos metros de donde ocurrió el asesinato del hombre no identificado, dijo que el cuerpo lo encontró la familia Castillo, que reside en el barrio y estaban saneando un ganado, enseguida dieron alerta a la policía a las 8:00 a. m. del viernes y que estos no se habían reportado en todo el día.

Más de 24 horas pasó el cuerpo expuesto a las condiciones climáticas y visible ante los moradores del lugar.

Hasta ahora los expertos no manejan el móvil de ambos asesinatos.

Miedo

Vecinos afirmaron vivir con miedo, les causa pánico que una bala perdida cause la muerte de algún familiar o algún delincuente arremeta contra ellos.

No es la primera vez que esto ocurre, los que vivimos cerca estamos en peligro constante porque los malhechores vienen a perpetrar los homicidios, violaciones y quién sabe Dios qué otra cosa por estos terrenos”, compartió Semprún exaltado por la situación.

Se espera que en las próximas horas familiares se acerquen hasta la morgue para identificar plenamente los cadáveres, pues los moradores del mencionado sector manifestaron ignorar si estos dos jóvenes eran vecinos de esa zona del sur.

 

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...