El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

741 reos hacinados en los comandos policiales del Zulia

Los comandos policiales del estado Zulia están en su punto máximo de albergue. El hacinamiento es insostenible y hasta los mismos funcionarios de los distintos cuerpos policiales se quejan por la circunstancia. Entre los municipios Maracaibo, San Francisco, La Cañada de Urdaneta y Mara hay unas 741 personas arrestadas por distintos delitos que no fueron trasladadas al Centro de Arrestos y Detenciones Preventivas de El Marite porque ya no tenía capacidad de resguardo.

El retén marabino, situado al oeste de la ciudad, albergaba en su interior a mil 800 internos hasta el miércoles, antes de comenzar el desalojo, según dijo en días recientes Biagio Parisi, secretario de Seguridad y Orden Público en Zulia.

El hacinamiento en el centro casi triplicaba su capacidad de apenas 700 personas, sin sumar a los 741 reclusos que se encuentran distribuidos en los calabozos de los Centros de Coordinación de la Policía del Zulia, las policías municipales, la Policía Nacional Bolivariana (PNB), el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), el Grupo Antiextorsión y Secuestro (Gaes), la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), Ejército, Sebin y los Tribunales.

Tras la clausura de la Cárcel Nacional de Maracaibo, en septiembre de 2013 el hacinamiento en los retenes del estado Zulia llegó al 128 %. El año pasado el Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP) reveló que la aglomeración de reclusos en los retenes y cárceles en Venezuela era de 190 %, y en las comisarías de 300 %.

Roberto Briceño León, director del Observatorio Venezolano de Violencia, explicó que el hacinamiento en las cárceles se debe a que “las han llenado de personas con delitos menores y no con los grandes criminales”. Para él, las penitenciarias venezolanas son “un infierno, porque la ley que lleva a estos individuos a la cárcel no se aplica dentro de esta y no tiene vigencia dentro de ella”. Expresó que el Estado tiene que tener el control interno y absoluto de las cárceles, pues a partir del año 2005, “el Gobierno nacional le entregó el control interno de las cárceles a los detenidos y al entregarles eso, simplemente se les permitió organizarse, y convertirse en las grandes bandas que ya existen”.

Francisco Arias Cárdenas, gobernador del estado Zulia, por su parte, le planteó a la Ministra Iris Varela analizar los casos de los detenidos en estos centros policiales ya que están abarrotados.

“Vamos hacer una revisión completa, hay casos que son delitos menores, por violación del orden público, por micro contrabando de alimentos, hay que analizar cuáles de estas personas pueden salir en libertad para desahogar un poquito estos comandos”, expresó.

cuadroversionfinal

 

 

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...