El diario plural del Zulia

Fernando Ascanio, venezolano que participó en trasplante robótico de pulmón: “Pronto veremos intervenciones a distancia”

El médico de la UCV, especializado en cirugía torácica del Hospital Universitario Vall D’Hebron, Barcelona, España, detalla a Versión Final su experiencia como parte del equipo que consolidó con éxito el primer trasplante de pulmón robótico registrado en el mundo.

Entre los médicos venezolanos en el mundo, Fernando Ascanio Gosling, se encuentra en un sitial elevado. Este venezolano, graduado como licenciado en Medicina por la Universidad Central de Venezuela (UCV), jugó un rol protagónico, como especialista en Cirugía Torácica, en un hito médico mundial: el primer trasplante de pulmón completamente robótico sin abrir el tórax registrado en el mundo.

Ocurrió en el Hospital Universitario Vall D’Hebron, de Barcelona en el primer trimestre de 2023. La intervención, pionera en su tipo, se realizó a un paciente de 65 años con una enfermedad respiratoria (fibrosis pulmonar). "En 2020 acabé la residencia en Cirugía Torácica tras 5 años de formación en el Vall D’Hebron y desde mayo de 2020 soy médico adjunto especialista del Servicio de Cirugía Torácica y Trasplante Pulmonar”, detalla en la bío que publica la web del hospital.

“Estoy muy enfocado en seguir formándome y evolucionando como médico”, asegura el médico graduado en la Universidad Central de Venezuela.

Versión Final lo entrevistó vía telefónica. Su labor se enfoca en investigaciones relacionadas con el cáncer de pulmón y en técnicas mínimamente invasivas como la videotoracoscopia y la cirugía robótica. Su nombre fue noticia en abril en Venezuela. Decenas de portales lo destacaron como uno de los líderes del hito médico. Pero dejó claro que formó parte de un equipo.

En el hito fueron fundamentales profesionales de la talla de Albert Jauregui, jefe del Servicio de Cirugía Torácica y Trasplante Pulmonar e Iñigo Royo, especialista del mismo servicio.

Fue un trabajo multidisciplinario. El éxito de la operación se debió a la preparación que tuvimos cada uno de los departamentos y personal médico y de enfermería que participamos”, sostiene el especialista que también forma parte del Hospital QuirónSalud Barcelona.

Menos dolor, mejor recuperación

Fernando Ascanio Gosling forma parte del equipo de cirugía robótica torácica desde su formación y participa de manera activa en el establecimiento y desarrollo del programa. Lleva adelante líneas de investigación en el Vall D’Hebron Instituto de Oncología con estudios sobre el Cáncer de Pulmón.Venezuela siempre está en sus pensamientos, pero no desde la nostalgia.

Estoy muy enfocado en seguir formándome y evolucionando como médico”, precisa. Hace poco, una paciente con el mismo origen reconoció que era un médico venezolano y le regaló un potente mensaje de orgullo y estima. O más claro aún: una bendición.

“Siempre, en este tipo de intervenciones lo más complicado es el post operatorio”, asegura el doctor Ascanio, quien durante su formación hizo estancias formativas en el Lenox Hil Hospital (Northwell Health) de Nueva York, donde se capacitó en cirugía robótica, especialmente enfocada a cáncer de pulmón y cirugía traqueal. El trasplante de pulmón tradicional, explica, es una intervención agresiva e invasiva. En las cirugías bipulmonares los profesionales tienen que abrir el tórax y separar las costillas para realizar el intercambio de órganos.

Con la cirugía robótica esto se traduce en menos dolor en el postoperatorio, en una recuperación más rápida del paciente y en menos días de hospitalización”, precisa.

El nuevo método reduce la tradicional incisión de 30 centímetros y disminuye considerablemente los riesgos. Con el procedimiento, se corta únicamente un tramo pequeño de piel, grasas y músculos, por lo que la herida cicatriza con facilidad. “Creemos que este tipo de cirugía mejorará la vida de miles de pacientes”, asegura quien realizó diversos cursos nacionales e internacionales de cirugía mínimamente invasiva para ampliar conocimientos sobre técnicas innovadoras.

Con el robot Da Vinci, el cirujano no opera directamente sobre el paciente. Lo hace sentado dentro de una consola con la cual manipula virtualmente el instrumental quirúrgico.
Un robot con nombre de artista plástico

La cirugía robótica consiste básicamente en el uso de equipamientos robóticos para ayudar y asistir a los cirujanos durante la intervención. Ascanio Gosling lo deja claro. “No es que un robot realiza la intervención”, refiere.

El médico venezolano detalla que fue realizada con un equipo de tecnología avanzada llamada Da Vinci. Con este robot, el cirujano o cirujana no opera directamente sobre el paciente. Lo hace sentado dentro de una consola con la cual manipula virtualmente el instrumental quirúrgico.

La visión desde la consola, situada fuera del campo estéril, permite ver el interior del paciente en tres dimensiones y con un aumento de la realidad hasta 10 veces. Esto facilita un trabajo de gran precisión, puesto el equipo ofrece una amplia visibilidad y más grados de libertad en los movimientos.

El Vall D’Hebron, donde labora, es actualmente el hospital que más trasplantes de pulmón realiza al año en España y uno de los siete que disponen de un programa específico. Hasta febrero el procedimiento no se utilizaba en trasplantes pulmonares debido a una dificultad técnica.

Desatar el nudo

A mediados del año pasado, Ascanio Gosling creía que el hito pertenecía a cirujanos del Hospital Cedars-Sinai de Los Ángeles, Estados Unidos, quienes realizaron la cirugía robótica al momento de suturar el pulmón nuevo a la vía aérea y a los grandes vasos del receptor, pero el resto de la operación se hizo de manera tradicional y la introducción del pulmón se hizo, como siempre, entre las costillas. Pero el equipo de Barcelona buscó una técnica más avanzada y menos invasiva.

Así que contactaron con el equipo del Cedars-Sinai. La gran duda era por dónde podían sacar el pulmón enfermo e introducir el nuevo. Finalmente, encontraron la solución con una cirugía en una vía de acceso, y aprovecharon la flexibilidad de la piel, manteniendo el agujero abierto con separadores de plástico.

La intervención se enfocó en la xifoides, una pequeña extensión cartilaginosa de la parte inferior del esternón. Así, los cirujanos hicieron manualmente una incisión de ocho centímetros en la piel por debajo de la xifoides y por encima del diafragma, y en el agujero abierto colocaron un separador de partes blandas, una sencilla herramienta de plástico que permite mantener la incisión abierta y limpia durante la operación para sacar y meter los pulmones. ¡Lo lograron! Fueron los primeros.

El Vall D’Hebron, es actualmente el hospital que más trasplantes de pulmón realiza al año en España y uno de los siete que disponen de un programa específico. El equipo en del que forma parte Fernando Ascanio escribió una página en la historia médica al convertirse en el primero en realizar un trasplante de pulmón con cirugía robótica sin abrir el tórax.

Ascanio Gosling mira siete meses después al futuro con optimismo. Cree que la cirugía robótica seguirá ofreciendo procedimientos mucho más amables y efectivos, con una característica especial.

Todo apunta a que en un lapso no muy largo veremos procedimientos con especialistas interviniendo a distancia, desde varias partes del mundo”.

Lea también
Comentarios
Cargando...