El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Vigencia del billete de 100 se perfila la más allá de diciembre

El billete de 100 está robustecido. El incremento de su circulación en el país durante los últimos cuatro meses, así como la emisión de nuevas piezas de esta denominación lo confirman.

Tres elementos destacan en este análisis: Por una parte, aún se esperan cargamentos de nuevos billetes, aunque el Gobierno asegura que casi la totalidad está en el país. Por otra parte, ha sido un tema engorroso la adaptación de los cajeros automáticos a las nuevas denominaciones y la negativa del Ejecutivo de enviar las nuevas piezas a los estados fronterizos y por último, la búsqueda de implementar una medida de protección del billete de mayor denominación, para que no se repitan las “falsificaciones” del billete de 100.

Estos tres aspectos, a decir de los economistas, pueden extender la vigencia del billete de Bs. 100 por lo que resta del año y hasta más allá. “Las labores de inteligencia que detectaron la fuga masiva de billetes de 100 fuera del país como parte de la guerra económica inducida, para dejar a la población sin efectivo, permitieron al Gobierno actuar a tiempo y tal vez apresuraron la medida de intentar sacar el billete de circulación, sin antes regularizar el nuevo cono monetario, pero el Gobierno trabaja para blindar ese nuevo cono, porque con el billete de mayor denominación, que será el de Bs. 20.000, no puede ocurrir la distorsión y las falsificaciones que ocurrió con el de 100, es por ello que el billete de 100 se ha mantenido, porque además, posterior a la neutralización hecha por el Estado a los mafiosos, la circulación del billete de 100 normalizó y es la pieza que más se mueve actualmente, mientras termina de adecuarse el nuevo cono”,  explicó el economista Omar Muñoz.

El experto no descarta que “se evalúe la posibilidad de que al final, el billete de 100 se convierta en el de menor denominación del nuevo cono y se mantenga”.

“El Banco Central de Venezuela (BCV) ha emitido más piezas de 100 bolívares, en razón a mantener la fluidez de transacciones en efectivo y la cancelación de pagos con esta pieza”.

El economista de la UCV, Carlos Peña, considera igualmente que “tenemos billete de 100 para rato, dada la falta de seriedad de una política económica y monetaria por parte del Estado. No descarto que ese billete siga vigente hasta finales del año y un poco más allá, porque mientras el Gobierno no ataque el problema de raíz, que es un problema de distorsión cambiaria y de valor de la moneda, no habrá forma de estabilizar la economía”.

Alerta que “mientras no se complete la carga de nuevos billetes y todos los bancos del país, todos los cajeros, todas las entidades de todos los estados no estén sumados y alineados con base a la funcionabilidad del nuevo cono, el billete de 100 seguirá vigente, porque es el único salvoconducto que le queda al Gobierno para al menos garantizar despachos de efectivo y operaciones, así estas impliquen que la gente tenga que cargar montañas de billeticos de 100 para pagar”.

Problema estructural

El analista financiero y docente, Víctor Álvarez, explicó que la distorsión económica en la aplicación del nuevo cono monetario que ya rige –parcialmente- en Venezuela obedece a un alto grado de “improvisación”, con el cual el Estado ejecutó una medida para abortar una jugada que había para dejar al país sin billetes.

“El Gobierno manejó la información con muchísima antelación sobre operaciones ilícitas de pagos en países fronterizos, como el caso de Colombia, que pagaban 20 y 30 % adicional por cantidades de billetes de 100 y no hicieron nada sino hasta que se vieron con el agua al cuello”.

Álvarez advirtió que “no existe claridad sobre si ya la totalidad de billetes del nuevo cono están en el país. Se ha comprobado que en Caracas y otras ciudades centrales los cajeros automáticos ya están dispensando billetes del nuevo cono, pero este problema va más allá”.

¿Solución?

Álvarez considera que si el Gobierno desea tener “algo de éxito” aplicando un nuevo cono monetario, deben erradicarse prácticas que aún se aplican. “Implica frenar la inflación con medidas de amplio consenso que el Gobierno conoce y tiene en sus manos aplicar:

La unificación del régimen de cambio múltiple, definir una sola tasa de cambio a un nivel que exprese la verdadera productividad de la economía nacional, la sinceración del precio de la gasolina para quitarle compromisos a Pdvsa y la sustitución de esos ineficientes subsidios indirectos a los productos por subsidios directos a la población, descargar a Pdvsa de otorgar pagarés al BCV y equiparar la oferta al valor real del dólar”. *

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...