El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Venezuela requiere de nueva e inminente deuda

“La única salida que tenemos es levantar recursos de financiamiento internacional”, fue la frase que repitieron los economistas consultados a propósito del lapso que se vence este mes en curso, para cancelar los intereses y amortización de dos mil millones de dólares en pago de deuda externa de Venezuela.

Ante la ausencia de las cifras oficiales por parte del BCV, respecto al total de dicha deuda, economistas especialistas en macroeconomía aseguran que al día de hoy los compromisos ascienden a $118 mil millones, aunado a la deuda del Gobierno central que se estima en $45 mil millones, por lo que para este 2016, se tendrán que pagar $10 mil millones.

Así lo explicó el economista Alberto Castellano, quien explicó que ante la ausente liquidez de divisas, “la única opción para solventarlo este año es ir a organismos multilaterales, no solo 15 mil 379 millones de dólares son
las reservas internacionales de Venezuela. La deuda externa total supera esa cifra al ubicarse en más de
$118 mil millones el Fondo Monetario Internacional (FMI), sino el Banco Interamericano de Desarrollo, Corporación Andina de Fomento (CAF), entre otros organismos”.

Las garantías del FMI
Castellano agregó que el Gobierno no quiere ceder al FMI, en vista que este exige medidas económicas (proyectos) que le garanticen la estabilidad financiera del país al cual le harán el préstamo, en el caso venezolano, las
propuestas del FMI estarán dirigidas al aumento de la gasolina, ajustes de los gastos y aumento de servicios.

Por su parte, Miguel Molero, economista jubilado de LUZ, agregó que la suma de toda la deuda es una cifra
exorbitante que el país no tiene cómo honrarla “y se verán obligados a llegarle al FMI, y esto implica que tienen que llevar un programa de proyectos, y no sé si realmente los economistas que están en el Gobierno están en capacidad de crear este panorama”.

Prioridades
Los expertos en el área económica coinciden en que el país honrará la fracción de la deuda establecida para el mes en curso, pero reconocieron que al disponer de $2 mil millones en deuda, se estaría ignorando un problema interno de desabastecimiento en alimentos y medicinas que afecta a todos los venezolanos.

Ante este escenario, Miguel Molero, economista jubilado de LUZ invita a renegociar la deuda como una alternativa, “por esta vía se podrían liberar los elementos de clasificación de riesgo y así se evitaría en bloqueo del financiamiento mundial”, justificó Molero mientras que invitó a tomar las acciones necesarias para paliar la situación interna del país.

Al mismo tiempo, Molero propuso acudir a las reservas de oro, “que podrían representar una buena cantidad de dólares útiles para solventar el pago de los intereses del primer semestre del 2016 (…) pudiera ayudar a solventar ciertos compromisos, pero no todos”, acotó. Por último, vieron como última opción vender algunos
activos del país como refinerías, Citgo entre otros.

Cómo atacar el paralelo
Ante la diversidad de tasas cambiarias que maneja el país, el presidente del Colegio de Economistas del Zulia, Luis Bravo, asegura que Venezuela debe asumir otra deuda para atacar primeramente el problema interno en el país, “las deudas no son malas ni buenas, lo bueno o lo malo es lo que se haga con ella, no tengo la menor duda de que aquí hay que endeudarse para conseguir liquidez de divisas que ayuden a combatir el dólar paralelo, al mismo tiempo en que se considere una unificación cambiaria”, dijo el economista mientras que aseguró que “en caso de seguir endeudándose para importar productos que se pueden producir aquí, no servirá de nada y el mercado negro seguirá surtiendo efectos devastadores en la economía venezolana”.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...