El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

UNT debe abrirse a la renovación

El respaldo que recibió Juan Pablo Guanipa en la primarias, fue en parte un voto castigo a la Alcaldesa de Maracaibo, afirma el sociólogo Ender Arenas

El hartazgo nacional contra el chavismo-madurismo, que ya arribó a sus 19 años como forma de gobierno, tuvo su expresión en el Zulia en la familia Rosales, que son la expresión política por excelencia de Un Nuevo Tiempo (UNT). Juan Pablo Guanipa, de Primero Justicia (PJ), le ganó la candidatura a la Gobernación a Eveling de Rosales, alcaldesa de Maracaibo, porque también hay un anhelo de cambio dentro de la oposición, explica Ender Arenas, sociólogo y analista político.

“Independientemente de las maquinarias que pudieron haber apoyado a Eveling, eso termina siendo un mito urbano, porque lo que se impuso en esta ocasión fue el cansancio de la gente. Y la gente se condujo electoralmente de manera positiva fue hacia Juan Pablo Guanipa, porque representaba un cambio”.

La candidatura de la alcaldesa, añade, se articuló alrededor la gura de Manuel Rosales, su esposo, Gobernador del Zulia entre 2000 y 2008, y alcalde Maracaibo de 1996 al 2000.

“Los gobiernos de Rosales fueron aceptables, buenos. Bastante buenos en algunos casos, pero Eveling tenía un gran rechazo. Si se quiere, el voto a Guanipa fue un voto castigo hacia los Rosales, especialmente a Eveling, cuya gestión fue muy mala”.

Opina Arenas que Guanipa es mejor como candidato para disputarle la Gobernación a Francisco Arias Cárdenas, del PSUV. Y esto se debe que bajo el cargo de Eveling de Rosales, Maracaibo se ha convertido en una ciudad sin alumbrado, sin aseo e insegura. “La gestión de Arias, que no ha sido buena, tiene más fortaleza que la de Eveling”.

La rectificación

Efraín Rincón, politólogo y especialista en opinión pública, sostiene que UNT tiene que evaluar los resultados de las primarias como lo que son: un revés electoral. Pero un revés producto de una necesidad de renovación que también existe entre los votantes opositores zulianos, que buscan liderazgos que los acerquen a un cambio del sistema político existente en Venezuela.

“En política no podemos hablar de cadáveres. Esto no significa que estén fuera de la dinámica política de la región y del país”.

Estos números, a juicio, deben llevar a la dirigencia de UNT y sus máximos líderes sobre los errores que cometieron, sobre qué se debió hacer y no se hizo. Y ese proceso, si se encamina bien, pudiera llevar de nuevo a la palestra a la tolda azul. Uno de esos pasos, y quizá el más importante, es abrirle paso a quien tenga aspiraciones de emerger políticamente.

Abrir las compuertas, conquistar nuevos líderes que tengan la confianza de que dentro de la organización se puede hacer una carrera política, y dependiendo de los esfuerzos, acceder al poder en una instancia local, regional y nacional. Que el que esté allí, sienta que hay razones para encarnarla lucha que representa Un Nuevo Tiempo”.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...