El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Soberanía alimentaria: Torre de frustraciones

Fundos Zamoranos, Saraos, Saraitos, Cooperativas, Pueblos Agroindustriales, Huertos Organopónicos, Gallineros Verticales, Patios Productivos, Mercal, Pdval, Corpo PDMercal, Abastos Bicentenarios, Areperas Socialistas, Ruta de la Empanada y Agricultura Urbana, todos conforman la torre de programas alimentarios fracasados por cuanto lo que se considera como la clave de toda forma de organizarse en sociedad, que es la propiedad de los medios de producción, está en manos del Estado.

Tal consideración pertenece al periodista y columnista Roberto Giusti, quien compila todos los planes circunscritos en la llamada “soberanía alimentaria” que no han funcionado.

“Con la dotación de ingentes recursos y bajo la bandera de la soberanía alimentaria, la lucha contra el latifundismo o el desarrollo endógeno, la incoherencia y la improvisación han sido la norma y a partir del despojo, se ha ensayado sistemas fracasados”.

El agrónomo y docente Werner Gutiérrez enfatizó en que se trata de un modelo que “murió al nacer”, en tanto “el Estado es importador, productor, transformador y distribuidor de alimentos”.

“Nicolás Maduro acepta que Pdval y Mercal fracasaron como cadena de distribución e impulsa el CLAP, otra cara del asco”

 

Cifras del fracaso

Precisó que ocho de cada 10 kilogramos de alimentos que se consumen en Venezuela son producidos por el sector privado y remarcó que el Estado tiene la posesión de más de cinco millones de hectáreas de tierras con sacadas, 80 % de la capacidad instalada para procesar café, 50 % de la capacidad instalada para procesar harina de maíz, 10 de los 16 centrales azucareros que existen en el país, 50 % de la capacidad instalada para procesar leche y para sacri cio de animales “y aún así el golpeado sector privado es el que produce prácticamente todo lo que se consume”.

“El Estado –precisó– tiene en su poder 17 plantas de harina de maíz marca de harina que abunda en todo el territorio nacional, es la que produce Polar”.

Ineficiencia absoluta

El economista Carlos Escobar explicó el fracaso como un compendio de cosas “muy mal hechas”. El economista Carlos Escobar explicó el fracaso como un compendio de cosas “muy mal hechas”.

“La dedocracia, el nepotismo, la desidia, los controles y la gente no preparada redundan en una pésima gestión con evidente carencia de control de gestión y con pésimos resultados”.

Escobar señaló que “con darle un nombre diferente a los programas sociales y alimenticios para que la gente, sobre la moda y la tendencia, los consuma, no se resuelve nada”.

Recordó que Pdval fue creado para combatir la especulación, el acaparamiento y la inflación, “pasaron 10 años y Pdval jamás respondió al interés de erradicar esos tres elementos de distorsión de la economía, resolvieron importar todos los productos y no se impulsó la producción nacional, todo esto bajo un proceso administrativo que fue corrupto desde un principio, por cuanto ahí hubo una doble nómina, un doble ingreso de costo, en tanto Pdval nació desde Pdvsa”.

CLAP y derrumbe

El ingeniero Werner Gutiérrez recordó que los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) nacen del fracaso –reconocido por Maduro– de Mercal y Pdval como cadenas de distribución de alimentos.

“Los CLAP, a duras penas, podrán atender aproximadamente el 30 % de la población. Recordemos que en una fase de relanzamiento de los CLAP, el Presidente ofreció que una familia los recibiría dos veces por semana y la frecuencia de recepción de los CLAP, actualmente está alrededor de cada tres meses para una misma familia”.

La politólogo y docente de la Universidad Central de Venezuela (UCV), Carmen Maurera, explicó que “Chávez vendió una idea fracasada en otras sociedades con el cooperativismo, un modelo que no se casa con la economía de mercado, que este Gobierno ha distorsionado y transformado a su antojo, pero que sigue primando”.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...