El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Sin divisas no es posible la reducción de costos

Lograr que se produzca una deflación en la economía venezolana, incrementar la producción de rubros básicos y sobre todo proteger el salario de la inflación, parece una utopía difícil de cumplir este año. Así lo explican especialistas en economía consultados por Versión Final, luego de que el Gobierno Nacional anunciara la puesta en marcha de un nuevo sistema de precios justos.

Para Alberto Castellanos, profesor e investigador en macroeconomía de La Universidad del Zulia (LUZ) hay una sola respuesta a las premisas que plantea el Gobierno. Debe haber una gran oferta de divisas del sistema Dicom, que está muy por debajo del dólar paralelo, porque le permitiría a los empresarios y productores reducir los costos de adquisición de insumos y materia prima, para que a su vez disminuyan los precios de los productos y aumente el poder adquisitivo del venezolano.

“Pero en mi opinión no va a haber su ciente oferta porque seguimos dependiendo de la renta petrolera, la cual está muy disminuida por los bajos precios”, sentenció Castellanos.

Iván Cañizález, decano de la Facultad de Economía de LUZ, argumenta que “el Gobierno tiene que dirigirse con mucha seriedad hacia una unificación cambiaria para darle oportunidad al empresario de planificar su producción en base a su capacidad económica y al salir al mercado poder vender los productos”.

Coincidió con Castellanos en que mientras no haya su ciente oferta de divisas no habrá producción, ni deflación.

Castellanos añadió que “tiene que haber un ajuste a través de la estructura de costos porque los precios siguen congelados, no se va a estimular la producción porque no hay ganancia”.

Los expertos puntualizaron que para estabilizar la economía del país debe haber producción nacional.

Control de precios

Eddy Aguirre, director de la Escuela de Economía de LUZ, dijo que para que se respeten los costos de producción es necesario eliminar el control de precios: “Que ha llevado a exacerbar el mecanismo de extracción, denominado “bachaqueo”, y además de ello a desestimular la productividad en parte de la industria venezolana”.

El economista aseveró que si se logra respetar los precios de producción “puede haber un efecto positivo en la oferta de productos, pero que tenga una incidencia entre un 40 y un 50% ya eso estaría fundamentado en los estudios que el Gobierno tenga para poder hacer esa afirmación. No podemos hacer una referencia al respecto”, indicó.

 

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...