El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Septiembre asusta al pequeño empresario

Jesús Molina tiene un pequeño comercio en el Mercado Santa Rosalía y con esa que le teme a la llegada de septiembre. Le preocupa. “Vamos a mantener los precios de los productos de aseo personal y alimentos por ahora, pero el próximo mes es imposible no aumentarlos”.

El auge de la inflación, desempleo y especulación mantiene en incertidumbre a la población ante el anuncio hecho por el Gobierno Nacional, sobre el ajuste salarial. Los pequeños y medianos comerciantes, como la mayoría de los consumidores, se sienten acorralados.

Para el economista y docente, Adolfo Pérez, hay un costo laboral inminente. “Es evidente que muchas empresas no van a poder cumplir con este decreto”. Considera que el Gobierno arrincona al empresariado y que ante la falta de controles la especulación y la inflación se dispararán en el corto plazo.

Aunque no se atreve a decir en qué porcentaje, Molina cree tener que prescindir “amigablemente” de dos de los tres empleados. “No me alcanzará para pagarle el aumento y el cesta tique. Quebraría”, sostiene.

Especulación

El problema de los precios en Venezuela es que ya no radica en una estructura de costo sino de poder.

“Eres el único que tiene la mercancía, le pones el precio que te da la gana y eso ha generado toda una cadena especulativa”, expresó, por su parte, el economista Carlos García.

Sin embargo, Oswaldo Vera, ministro de Trabajo, declaró que los precios de los productos no deberían aumentar por el incremento del salario mínimo. “El nivel de inflación vinculado al aumento del salario es un falso dilema. Los estudios que hemos realizado en el país nos muestran un alto nivel de inflación, vinculado en más de un 70 % con la especulación, con la política de guerra económica”.

García aclara que la medida del Gobierno no es un alza general de sueldos, lo que se ajustó fue la cesta de alimentación y esto subiría la demanda agregada y el beneficio es tanto para empresarios con mayores ventas, como para los trabajadores que van a acceder a los alimentos.

Lo que se ajustó en término de dinero real, es lo que va a percibir el jubilado y aquellos que devengan sueldo mínimo con una incidencia del 15 y 18 por ciento.

“Esta medida de ajuste la toma el Gobierno porque el incremento nunca va a salir como propuesta del empresario. Son los sindicatos o gremios, o las organizaciones de trabajadores que deben luchar para conseguir el aumento. En este caso el Gobierno ha estado pendiente para que ese diferencial en la capacidad de compra del salario e inflación, con incidencia por la especulación, no se distancie tanto”.

Para García este incremento no es suficiente. “Hay que seguir analizando y resolviendo, para que no siga el empobrecimiento de venezolanos vía salario y cesta de alimentación, que es la única vía que tenemos los trabajadores”.

Con respecto al desempleo, aseguró que en el decreto de emergencia económica aprobado por el Ejecutivo y el TSJ y rechazado por la AN, se garantiza la inamovilidad del trabajador y no son posibles los despidos masivos. Afirmó que se mantienen niveles de la tasa de desempleo entre 7 y 11 por ciento.

testimoniosversionfinal

 

 

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...