El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Se desploma la venta de cerveza en el país

El incremento de la Unidad Tributaria (UT) sigue dando de qué hablar. Esta vez, el sector licorero venezolano señala ser el más afectado, no solo por el aumento en los impuestos, sino también por la inflación voraz que está pulverizando el mercado, así lo reclaman propietarios y voceros de las federaciones a nivel nacional.

Antes uno consumía unas frías una vez al mes”, comenta Néstor Andara, técnico de una óptica en Maracaibo, quien acostumbraba a hacer una “vaca” con su grupo de amigos. “Ya no se puede consumir licor en este país, para reunir para una caja hay que buscarse un batallón de gente para reunir el dinero, uno las ve de lejitos porque los cobres solo alcanzan para medio comer, lo demás es lujo”, manifiesta.

Franklin González, presidente de la Federación Venezolana de Licores (Fevelicor), cuestiona las políticas del Gobierno nacional para combatir la crisis económica que, a su juicio, el sector licorero ha sido el más afectado. “La cerveza era el producto que más vendíamos, hoy, su venta ha caído casi un 80 %. Una caja de cerveza en abril del 2016 costaba 3.500 bolívares, hoy día está en 23.000 bolívares”.

Ventas en picada

Para constatar esta baja en las ventas, Gustavo Luengo, propietario de un expendio de licores del barrio Andrés Eloy Blanco, en Maracaibo, afirma que, los negocios están a “duras penas” funcionando. “Mis ventas han bajado 60%, semanalmente yo vendía hasta 500 cajas de cerveza, ahora solo vendo 80 cajas o menos”. El titular de Fevelicor alega que la bebida alcohólica más económica se encuentra entre cuatro y seis mil bolívares. “Las ventas cayeron el año pasado en 65%, muchos negocios están a punto de cerrar, hemos hecho un esfuerzo para mantener las puertas abiertas”.

Gastos con poca utilidad

Los comercios destinan casi un 50% de utilidad para el pago de impuestos. “La UT se toma para calcular la renovación de la licencia de los licores, la renovación de permisos sanitarios, de conformidad de zona y uso, además, tenemos la voracidad tributaria de las alcaldías, que en su desesperación por no contar con los suficientes recursos, han incrementado los tributos, las tasas municipales, renovación de licencia de expendio de bebidas alcohólicas y la licencia de funcionamiento”, subraya González. El gremio de Fevelicor detalla que mantener el funcionamiento de una venta de licores implica los gastos de: documentación en regla, pagos de alquiler y servicios básicos, y, el pago de una nómina que consideran pesada.

La máxima autoridad de Fevelicor mani esta que en este 2017 la cerveza ha incrementado su costo dos veces, representando un alza de precios de 30 %, mientras que, otros licores han sufrido un aumento del 40 %. “El problema sigue siendo la inflación y el Gobierno no la ataca, si no se toman las acciones debidas para el primer semestre de este 2017 pudieran estar cerrando a nivel nacional el 20 % de los expendios bebidas alcohólicas.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...