El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

El rostro polémico de la serie “El Comandante”

ANÁLISIS // Expertos en cine y televisión analizan abordaje de la figura de Hugo Chávez. La serie de Sony desata controversia. El Gobierno ordena rescatar la imagen de su líder. Temen que se destruya el ideario revolucionario.

Cinco años después de su muerte, el legado de Hugo Rafael Chávez Frías se resiente. La gestión que heredó su hijo político Nicolás Maduro salpica la obra de su predecesor y genera cuestionamientos en torno de la conveniencia de su proyecto revolucionarioilustracion-elcomandante-versionfinal-copia

En este marco nace El Comandante, de Sony Pictures. La serie, censurada en Venezuela por el Gobierno, desnuda polémicas intimidades sobre aquel niño.

“Yo llamo a que cese la campaña de odio contra Venezuela. La campaña permanente contra el presidente Maduro, contra el pueblo de Venezuela, contra la historia de Bolívar. Aun contra el Comandante Chávez. ¡Por ahí van a estrenar una basura! ¡Una novela que es una verdadera basura! Y hay que reaccionar”. Con estas palabras, Maduro se refirió el sábado 4 de febrero a El Comandante.

Llamó a Ernesto Villegas y a Adán Chávez, ministros de Comunicación e Información y Ministro de Cultura, respectivamente, a limpiar la imagen del precursor del ideario del Socialismo del Siglo XXI.

Les pidió reunirse con diferentes cineastas del país para armar una contraofensiva e ir a la batalla. “Se tiene que contar la verdadera historia de Chávez” y llevarla tanto al cine como a la televisión. En eso trabaja la revolución.

Desde el cine

Expertos tanto en cine como en televisión opinan sobre la controversia que se genera a raíz de dicha serie televisiva.

El cineasta Pavel Cendros relata que para los venezolanos es muy importante que se haga un registro audiovisual, sea documental cinematográfico o televisivo de todos los personajes de nuestra historia e incluso de todos los presidentes de que pasaron por el cargo.

“Ya se han hecho algunos, que se haga de Hugo Chávez, un personaje polémico en muchos sentidos, es muy bueno. El asunto está en que dependiendo de la tendencia o ideología del cineasta esto puede tomar otro rumbo”.

Para Cendros, la serie qué está producida por Sony con productores colombianos, de alguna manera muestra un Chávez desde su niñez y adolescencia, rescatando aspectos que llaman mucho la atención como el que su madre y su abuela tenían enfrentamientos.

También resaltan sus amoríos. “Son cosas muy personales que no sabríamos si son verdad o no, pero en lo comercial ayuda mucho a la serie para enganchar al televidente. Lamento que el Gobierno no acepte una postura distinta a la que ellos tienen en torno de su líder e incluso caigan en la censura. Eso no ayuda mucho a la libertad de expresión”.

Al cineasta le gusta la idea de la contraparte, en la que se crean sus propias series y películas acerca de Chávez, ya que se pueden ver dos versiones distintas de un personaje como lo fue Hugo Chávez para poder contrastar.

Como eslabón para la creatividad cinematográfica Hugo Chávez es una beta interesante.

“La cuestión es ser creativo sin dejar a un lado la veracidad. Es importante que se documente bien, se vea bien lo que fue realmente, las acciones que él tomó y tratar de no desvirtuar o decir cosas que no son. Debe mostrarse de una manera creativa, a través de escenas que muestren la realidad, pero de una forma amena para que el público enganche en cada una de las escenas que se puedan presentar, tanto en una serie como una película”.

Ícono político Ismael Rojas, académico universitario, especialista en televisión, relata: “La utilización de un ícono político, de un líder que se convierte en la bandera de un movimiento, no es nueva. Se hizo con Hitler. Se utilizó su imagen en documentales cinematográfi cos y en propaganda impresa. Todo con un objetivo fundamental que es mantener vivo un proyecto político en este caso la revolución bolivariana”.

Rojas menciona la importancia de lo que se quiera hacer, “si lo que se desea hacer es una serie propagandística, por supuesto que el guionista va a respaldar todo al cien por ciento del guión, el cien por ciento de la iconografía que representaba Chávez para la revolución a lo largo de todo el producto”.

Acota que “si existe una contra propaganda que son las series en contra de Chávez, esas series no solo están en contra de Chávez, esas series tratan de desmitificar el ícono de una revolución. ¿Para qué? Para que la revolución caiga más rápidamente. Entonces, por supuesto, la contraparte tiene que ser de parte de Maduro, crear una serie que por lo contrario trate de mantener a la revolución”.

“¿Cuál es la única iconografía que pudiese sostener a la revolución? ¡Chávez! porque Maduro no va hacer una serie de sí mismo porque pienso que la revolución caería más rápido, por lo tanto han prendido los motores propagandísticos en la revolución madurista para retomar a Chávez como imagen del proceso y evitar que se desprestigie, resaltando y promoviendo a través de una serie de televisión que tengan valores totalmente contrarios a los que está tratando de imponer la serie que lo critica”.

A juicio de Rojas la imagen de Chávez fue pontificada por el mismo Chavez durante todo su periodo y hasta poco antes de su muerte.

“De hecho, todavía podemos ir a un santero y en el altar está la imagen de José Gregorio Hernández, de María Lionza y está la imagen del comandante. Es decir, ese endiosamiento del liderazgo que se le dio a Chávez estuvo vivo con Chávez hasta el 2012, lo que quizás se ha perdido es el recorrido público de eso en la actual revolución de Maduro y lo que ocurre es que este tipo de series lo que hace es enterrar para siempre el mito de Chavez, porque te repito, estarían enterrando la revolución”.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...