El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Rafael Ramírez: Tarek William debe renunciar por la muerte de Nelson Martínez

El ex funcionario de gobierno en el exilio relató a El Nacional Web cómo los familiares de Martínez, detenido por más de un año hasta que falleció, pidieron por su salud hasta que fue demasiado tarde

En una entrevista con el portal web El Nacional, el expresidente de Pdvsa, Rafael Ramírez lamentó la muerte de Nelson Martínez, su sucesor en el cargo como máximo dirigente de la estatal petrolera, y expresó que toda la responsabilidad por la partida física del dirigente debe recaer en el presidente Nicolás Maduro y en el fiscal general de la República, Tarek William Saab.

“Maduro cuando quiere meter preso a alguien, lo hace, y cuando quiere liberar también. Ha dado libertad a presos opositores que tienen buenas condiciones de salud, pero a Nelson, que conozco desde hace bastante tiempo, se lo negaron sistemáticamente hasta que se murió”.

Denunció que hay, aproximadamente, 100 presos de Pdvsa actualmente en cárceles comunes que sufren de maltrati por parte de funcionarios de seguridad.

“Nadie habla de los presos de Pdvsa, que también son presos políticos. Pedro León, por ejemplo, que fue operado de corazón abierto dos veces. Gladys Parada tiene ya cinco años presa sin haber sido presentada a tribunales. Pareciera que todos pierden sus derechos ipso-facto”.

“Tenía una condición de salud crónica, y eso lo sabía todo el mundo. Maduro conocía el estado de Martínez porque yo se lo mencioné la primera vez que él me dijo que quería nombrarlo presidente de Pdvsa. Le dije: ‘Lo vas a matar, porque él sufre del corazón, de hecho se le efectuó una operación a corazón abierto’. Y sabía además que no iba a sobrevivir en cautiverio”, dijo Ramírez.

El ex funcionario de gobierno en el exilio aseguró que la defensa de Martínez envió comunicados y documentos a la Fiscalía General de la República, a los jueces y a los fiscales, que explicaban su estado de salud.

“No hicieron nada. A pesar de esa condición crítica, lo mantuvieron prisionero. Debieron haberle dado un beneficio procesal, como se le ha dado a tantos presos en el país por razones políticas. Y murió sin haber sido enjuiciado, sin saber de qué se le acusaba”, señaló.

“Estaba en condición crítica cuando llegó al hospital. Tenían que hacerle unas transfusiones, pero no fue posible, y le dieron antibióticos cuando ya estaba en coma. Los familiares habían solicitado anteriormente que Martínez fuese atendido por sus médicos personales, y (las autoridades) no aceptaron”, indicó.

Para Ramírez es claro sobre quién recae la responsabilidad de la muerte del ex gerente petrolero.

“Todos sabían de su condición, porque era un hecho público y notorio. La empresa siempre hacía seguimiento médico a Nelson Martínez, tienen todos sus registros médicos, sus informes, y la defensa los envió a la Fiscalía. El que debe renunciar aquí es Tarek William Saab, por no haber abierto una investigación sobre la muerte de Oscar Pérez, o la de los 67 presos comunes que murieron calcinados en Carabobo, o por amenazar con la prisión a quien cuestione que la muerte de Fernando Albán fue un asesinato”, enfatizó en entrevista con El Nacional.

 

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...