El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Parlamento cumple tres meses de gestión acorralado

El 6 de diciembre de 2016 el rumbo político venezolano se desdobló ante la hegemonía socialista con la aplastante victoria opositora en las elecciones parlamentarias. Fue un demoledor puñetazo que abrió las puertas a una polémica pugna de poderes, cuya resonancia supera la frontera nacional.

Tres meses después, el Poder Legislativo se encuentra acorralado, pese a su carácter contralor. Los poderes Judicial, Ejecutivo y Electoral, con base en interpretaciones de la Constitución, torpedean sus decisiones, con base en lineamientos de la ideología revolucionaria.

funcionariosEl Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) pegó de inmediato con la desincorporación de tres diputados electos en Amazonas. La 2/3 partes de la mayoría opositora sufrieron una herida que hasta la fecha no tiene resolución alguna.

El Bloque Democrático del Parlamento, con sus 109 diputados, contragolpeó con acciones inmediatas, como la orden del presidente del Parlamento, Henry Ramos Allup, del retiro de las imágenes partidistas del Palacio Legislativo. Luego, ambas bancadas se enfrentaron en un discurso de verdades. El presidente de la República, Nicolás Maduro, fue ajusticiado, con el verbo, justo cuando entregaba su memoria y cuenta.

leyesLa oposición atacó nuevamente al solicitar las comparecencias de los ministros, pero el Gobierno esquivó. La AN volvió a embestir con la aprobación de leyes, y el TSJ dio la estocada final que mutiló el poder contralor del Parlamento.

A estas alturas del partido, la oposición se encuentra arrinconada. Los mecanismos para activar el referendo revocatorio se someten a los obstáculos del Poder Electoral.

Bloqueo constitucional
Para el presidente del Observatorio Político Venezolano, José Mendoza, el segundo trimestre de la AN será “más complicado que el primero”, puesto que, a su juicio, el país vive una etapa crítica de bloqueo constitucional que no permite dirimir los conflictos entre los poderes.

“Vivimos una confrontación directa entre los poderes y los principales actores políticos. El escenario es cada vez de mayor incertidumbre, porque no se encuentran mecanismos de diálogos, ni en puntos mínimos. Las dos fuerzas son totalmente antagónicas”.

El abogado constitucionalista, Rafael Díaz Blanco, manifestó que “desde hace tiempo en Venezuela vivimos una dictadura posmoderna”, este último término usado en respuesta al 6-D cuando a través del voto el pueblo decidió.

“Tenemos un poder democrático, y otros que no lo son, por eso desde la lógica es imposible permanecer en el tiempo así”, decía Díaz al vaticinar dos escenarios: “que se inicie un proceso donde se democraticen los otros poderes, o se profundice el proceso de desconocimiento a las atribuciones y facultades de la AN, como ha ocurrido en estos tres meses, lo que genera la necesidad de sustituir al Mandatario Nacional”.

parlamento

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...