El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Orlando Ochoa: “En Venezuela nos acercamos a un default sin precedentes”

A niveles de “catástrofe” vaticinó el economista Orlando Ochoa que podría terminar este 2017 en materia económica si no se actúa con rapidez en resolver la crisis política, que a su vez, generaría las condiciones para abordar el grave ámbito financiero.

Orlando Ochoa, es un reconocido economista venezolano con especializaciones en Brasil, Reino Unido y publicaciones en Nueva York, además es docente universitario y consultor económico y petrolero.

En esta entrevista, desmenuza, con aporte de cifras, la grave crisis económica que golpea duro a Venezuela.

—¿El país construye un nuevo modelo económico socialista o estamos al borde del colapso financiero?

Venezuela afronta un riesgo real de caer en default (impago) para finales de 2017, por cuanto tenemos un Gobierno sin ley de créditos públicos y la banca, institutos y entes financieros internacionales lo saben y lo eluden. Este Gobierno hace operaciones bajo una legalidad ficticia, de espaldas a la Asamblea Nacional (AN) y muy cuestionadas por la ONU, OEA, Unión Europea y Mercosur, esto es muy grave.

—¿En qué estado está Pdvsa?

—La producción petrolera venezolana cayó el año pasado 10,6% es decir, unos 260 mil barriles promedio diarios. Los pozos petroleros están en declive es normal que ocurra pero en Pdvsa no hay divisas para mantenerlos, eso incide en la producción.

—¿No se está invirtiendo en mantenimiento de pozos? 

—El Gobierno está jerarquizando la importación de alimentos y medicinas y el servicio de la deuda externa en bonos, pero en todo lo demás hay un default comercial.

—¿Insiste usted en que el Gobierno está asfixiado?

—Mientras se agravan los problemas políticos, se agravan los problemas financieros, ello se traduce en un Gobierno asfixiado y una sociedad empobrecida y como resultado la desaprobación casi total de la sociedad.

—Hablemos de las dificultades macroeconómicas, ¿Dónde está el meollo del problema?

—Pdvsa y sus filiales representan el 95 % de las exportaciones de divisas. La tasa de inflación anual 2015, extraoficial fue 270 %, la oficial fue de 140 %; en diciembre de 2016 subió un 22 %. En los últimos doce meses, la inflación osciló entre 450 % y 830 %, cifras no publicadas. La tasa de desempleo publicada por el Gobierno no es confiable, no se estratifica nada y se esconde el subempleo y empleo informal. La Variación estimada del PIB no oficial el año pasado, se estimó entre -18 % y -32 %. El déficit del sector público entre 2012 y 2016, en bolívares calculado como porcentaje del tamaño de la economía ha estado entre 15 % y 22 %. El régimen de control de cambio tiene tres tasas, dos oficiales; Dipro, a Bs. 10 y Dicom, a Bs. 700 y una tercera tasa no oficial –el paralelo que en septiembre de 2016 estaba en Bs. 1.078 y en este mes de abril se llegó a situar sobre los Bs. 4.300. La exportación petrolera ha estado entre 94 % y 96 % de petróleo, hace exactamente 20 años, las exportaciones petroleras representaban 75% hoy representan 95 %, es decir, en 20 años 18 de ellos del chavismo en vez de reducir la dependencia petrolera, se incrementó un 20 %. Estos números resumen la grave crisis macroeconómica.

—¿Qué pasó con las exportaciones no petroleras? 

—Todo lo que exportábamos en acero, aluminio, productos agrícolas, petroquímicos y empresas de ingeniería desapareció entre la dispersión cambiaria, las expropiaciones, la sobrevalorización y el cierre de empresas. El precio del petróleo en la canasta exportadora se ubica en 44,76 dólares y la deuda externa del sector público se redondea en 150 mil millones de dólares incluyendo parte de la deuda con China que no está claramente registrada, más deudas comerciales y contingencias por litigios.

—El Gobierno asegura haber combatido la pobreza con las misiones ¿Bajaron estos índices?

—En 2014, un 29,5 % de los hogares venezolanos se encontraban bajo la línea de la pobreza. En 2015, la cifra subió 48,4 % y para finales de 2016, llegó a 81,8 % que encierra pobreza crítica, pobreza relativa y pobreza reciente. No hay precedente histórico de la rapidez con que se han empobrecido los venezolanos en estos últimos tres años.

—Usted habló de operaciones de interés nacional con Pdvsa basadas en una legalidad ficticia, ¿Hay operaciones ya hechas o en vías de hacerlas sobre venta de acciones de Pdvsa o similares?

—Una de las pocas empresas que ha mostrado interés en operaciones con Pdvsa, ya sea de compra de participaciones accionarias en las empresas mixtas o de operaciones con Citgo que es el activo más preciado del país en el exterior es Rosneft, una empresa petrolera rusa y pareciera que había un plan para vender algunas participaciones accionarias de algunas de las empresas mixtas a Rosneft, que quizá en este ambiente de desconocimiento de la AN, exista la posibilidad de que cualquier contrato pueda revertirse. No obstante, aunque en Citgo ya se usaron 50,1 % de sus acciones como respaldo del canje de bonos que se hizo el año pasado y 49,9% para una operación de venta prepagada de petróleo a Rosneft, cuyos detalles no se conocen, puede ser que el Gobierno busque otra operación con Citgo. Lo importante es que la empresa Citgo tiene un valor de mercado en estos momentos superior a los 9 mil millones de dólares y es el activo más importante de Pdvsa en el exterior. Cuidado con los intereses de Rosneft en Citgo o en adquirir acciones de Pdvsa, siendo Rosneft el prestamista de última instancia para Pdvsa, insisto, Citgo está en riesgo.

—¿Qué pasa si Venezuela pierde las refinerías de Citgo?

—Tendríamos una enorme dificultad para colocar petróleo pesado, competir con mercados repotenciados y nuevos mercados y es posible, insisto, que Rosneft tenga interés en los activos estratégicos de Pdvsa que está en una grave situación financiera. El prestamista de última instancia que puede tener Pdvsa –que es Rosneft- puede representar un riesgo para el interés nacional. Mientras tanto, hay serios problemas para continuar sirviendo deuda y mantener una economía que ya no puede reducir más importaciones, hay un complejo problema de números que no son públicos.

—¿Qué está ocurriendo con el BCV y las finanzas a Pdvsa?

—Desde que Chávez estaba vivo, que aplicó el control cambiario que debió eliminar seis meses después lo que ha dejado es una enorme exigencia fiscal con una moneda sobrevaluada y financiamiento monetario, porque el ingreso petrolero no alcanzaba. Las reservas internacionales han venido cayendo desde junio de 2005 cuando se modificó la Ley del Banco Central para permitir tomar parte de las reservas internacionales y transferirlas sin contrapartida a un fondo de desarrollo económico, es decir, se le quitó respaldo al bolívar violando toda ley de sentido común económico. Las reservas están sobre 10 mil millones, pero hay dudas sobre el volumen o valorización de las reservas de oro que quedan en las bóvedas del banco central.

En la próxima y última entrega, el especialista Orlando Ochoa describirá la fórmula que propone para aplicar un plan de emergencia económica que pasa por recuperar la industria petrolera para garantizar el financiamiento extranjero.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...