El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Liderazgo vs. maquinaria: La diatriba de las primarias

Analistas no garantizan que si gana el abanderado de PJ, reciba apoyo de UNT para las elecciones de gobernadores

En el minuto 90 de las primarias de la oposición venezolana puede salir el árbitro al campo y cantar la victoria de una candidata a la que no le favorecía la intención de voto en el estado Zulia, pero sí la maquinaria.

En la elección de hoy, para elegir al candidato a gobernador del estado que se enfrentará el 15 de octubre a Francisco Arias Cárdenas hay dos jugadores: Eveling Trejo de Rosales, por Un Nuevo Tiempo (UNT), y Juan Pablo Guanipa por Primero Justicia (PJ). Hoy, 2 millones 400 mil electores zulianos deciden.

Si hay algo en lo que coinciden los analistas políticos Ricardo Lobo, María Eugenia Semprún, José Enrique Molina y Jorge Villasmil es que la maquinaria casi siempre le pasa por encima al liderazgo.

Casi.

Los encuestadores y expertos en estudios de opinión pública dan por triunfador al abanderado de Primero Justicia: 51.9 % frente a 39.8 %. Pero todo puede pasar cuando en este juego electoral se involucra un contrincante como UNT, acostumbrado a movilizaciones masivas de magnitudes históricas.

UNT tiene mayor tradición en mover maquinaria, en mover gente. Mucho más que PJ. Estamos hablando de casi 20 años en la región (...) Sin embargo, todo depende de la motivación y decisión final de los electores. La docente de Sociología política y Campañas electorales salva que en política hay algo que se denomina “voto emocional”: el que participa en el sufragio sí o sí.

—Aún así, hay que destacar que estamos en circunstancias atípicas. Venimos de cuatro meses de protestas y 163 muertes, y eso desinfló el ánimo de la gente—.

Y por allí podría venir la abstención.

A ella la respalda el politólogo Jorge Villasmil.

—La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) ya pasó: los grandes objetivos programáticos de esa alianza que era derrotar al gobierno de Maduro. No lo ha cumplido.

Villasmil hace un análisis histórico en la historia contemporánea de Venezuela y recuerda a las generaciones del 28 y 58. La primera se enfrentó a Juan Vicente Gómez y la segunda con la de Marcos Pérez Jiménez.

A estos muchachos le costó menos tiempo acceder al poder que a la MUD (...) De ir a este ritmo, harán falta dos o tres generaciones más—.

¿Pudiera haber sorpresas por este tema de la maquinaria con la que cuenta UNT?

María Eugenia Semprún no las ve. Para ella, los escenarios son dos.

Si hay voto espontáneo movilizado, gana Guanipa. Si la maquinaria está bien engrasada y hay movilización, la victoria sería de Trejo de Rosales.

José Enrique Molina, especialista en procesos electorales, asegura que ambas candidaturas tienen el respaldo de una organización suficientemente fuerte como para garantizar que sus votantes acudan a las urnas.

La diferencia la puede hacer un volumen de participación voluntaria que, pareciera, según las encuestas, sería elevado—.

Sobre la votación de hoy en 19 de 23 estados del país -hubo consenso en cuatro regiones-, opina:

—Parece como una continuidad que se celebró durante varios meses y tuvo su culminación en el evento del 16 de julio. La oposición ve estas primarias como un acto de rebeldía, en ese sentido, se espera una movilización que sobrepase la capacidad de las organizaciones—.

Después, ¿qué?

—¿Qué significaría para UNT una derrota y qué significaría el triunfo para PJ?—.

—Ambas organizaciones continuarán en la unidad. Porque lo que se quiere elegir en las regionales, más que un gerente para el estado, es un líder que continúe el camino para sacar al presidente Maduro.

Pero el analista político y presidente de la Fundación Renovando Esperanzas, Ricardo Lobo, lo contraria:

El concepto de unidad solo se manejó como marketing. Esa unidad, a partir del lunes, puede quedar en crisis más profundizada—.

De triunfar hoy Juan Pablo Guanipa, sentencia Lobo, ¿quién garantiza que la maquinaria de UNT va a ser copartícipe para que él llegue al Palacio de los Cóndores?

Es que una elección se gana bajo el criterio de la movilización, insiste.

—Una cosa es la intención de voto y otra cosa es cuando usted lleva al votante al centro electoral— lanza.

La alcaldesa marabina puede tener una intención de voto muy baja, pero la maquinaria pesa.

Así, el árbitro puede pitar a su favor en el minuto 90.

En estas primarias se miden 63 dirigentes de oposición en 19 estados del país. La MUD solo logró acuerdos en Nueva Esparta, Anzoátegui, Vargas y Carabobo.

Los grandes partidos políticos de Venezuela son corporaciones partidistas con poderes zonales. Por ejemplo, Miranda, PJ; Zulia, UNT; y Carabobo, Proyecto Venezuela.

—Subestimar la experiencia de UNT conlleva a pensar que la familia Rosales se enfrenta a la familia Guanipa, con el aliciente de que los Rosales tienen la cultura de la movilización y cuentan con Manuel Rosales, un gran negociador y político.

Ahora, todo este análisis da un solo resultado: oposición mucho más dividida que antes:

—Un bando contrario al gobierno quebrado en el Zulia le puede abonar el terreno al gobernador Arias Cárdenas, para aniquilar al oponente con tranquilidad (...) Él es un buen estratega militar y tiene una gestión que no representa competencia ni para Trejo ni para Guanipa.

Esta conclusión es posible transpolarla al contexto nacional: una oposición fragmentada en otras entidades de Venezuela representa el triunfo oficial. De manera que el juego estaría cantado. Eveling gana. Será la candidata de la MUD.

Y entonces el pueblo reelige a Arias Cárdenas.

Por lo menos eso piensa Ricardo Lobo.

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...