El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

La trama mexicana de petróleo venezolano que también involucraría a Alex Saab

Venezuela y México habrían firmado una serie de acuerdos que están plagados de inconsistencias que actualmente son investigadas por autoridades de Estados Unidos y México

En junio de 2019 la empresa mexicana Libre Abordo y la Corporación Venezolana de Comercio Exterior habrían firmaron un acuerdo en el que México enviaría a Venezuela maíz y camiones cisterna a cambio de petróleo. Esta operación, valorada en casi 200 millones de euros, involucra al empresario Alex Saab y está plagada de irregularidades que son investigadas por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos y la Unidad de Inteligencia Financiera del Gobierno de México.

El gobierno de Estados Unidos asegura que Saab es el organizador de esquemas de corrupción en los que se beneficiaron él y líderes del chavismo; sin embargo, no han detallado cuál es la relación del empresario detenido en Cabo Verde con los ciudadanos mexicanos involucrados en los negocios con Venezuela.

Joaquín Leal, de 28 años de edad; Verónica Esparza, de 47 años de edad, y su hija Olga María Zepeda Esparza, de 24 años de edad, han sido incluidos en la llamada lista negra de la Oficina de Activos Extranjeros  por realizar transacciones con Pdvsa desde 2019 hasta la primera mitad de este año.

La versión de la OFAC indicó que Leal y Saab negociaron la venta del petróleo y se aliaron con la empresa mexicana Libre Abordo y su filial Schlager Business Group, compañías ligadas a Esparza y a su hija, para cerrar el trato.

Documentos a los que tuvieron acceso el diario El País de España y Armando.info revelan inconsistencias en los convenios.

El 13 de junio ambas partes habrían firmado un acuerdo por el que Libre Abordo se comprometía a enviar 1.000 camiones cisterna por un valor de 139.323.656 euros. Cuatro días después, el 17 de junio, Libre Abordo y Corpovex firmaban otro acuerdo por el que la compañía mexicana se comprometió a enviar 200.000 toneladas de maíz blanco por un valor de 56.193.900 euros.

Ambos convenios  estaban firmados por Olga María Zepeda Esparza, por parte de Libre Abordo, y Wilfredo Celestino Marín Meza, director ejecutivo de Corpovex.

Las autoridades mexicanas, que se encuentran tras la pista de los casi 200 millones de euros, indicaron que en esa fecha también estaba en Venezuela Joaquín Leal. Las operaciones se realizaron en euros y no en dólares para evitar las sanciones impuestas por el gobierno de Estados Unidos a Venezuela.

El Departamento del Tesoro indicó que se despacharon más de 30 millones de barriles de crudo bajo un esquema denominado petróleo por comida. El crudo revendido por Libre Abordo y Schlager Business Group estaba valorado en más de 300 millones de dólares, que es más de lo establecido en el acuerdo.

Los acuerdos establecieron que 70% del pago se realizaría de forma anticipada, pero en los documentos no consta ningún número de cuenta del destinatario para realizar el pago, es por ello que se presume que el petróleo era para cancelar esta deuda. Una fórmula que los organismos competentes encuentran extraña.

30% del pago restante, según los contratos, será tramitado por el comprador por medio de entes competentes de financiamiento, sin que en ningún momento se aclare a quién se refiere.

A finales de marzo de este año, Libre Abordo reconoció haber recibido 14,3 millones de barriles de petróleo venezolano. Dos meses después, el 31 de mayo, la empresa anunció la bancarrota y pérdidas por 90 millones de dólares, cuando ya Estados Unidos había informado que hasta el FBI investigaba el negocio.

La empresa mexicana argumentó que era presa de una campaña de hostigamiento y persecución por parte del gobierno de Estados Unidos.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...