El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

La esperanza de comer arroz en Venezuela

“Un almuerzo sin arroz es como un jardín sin ores”, exclamó con una exhausta sonrisa en su cara redonda Asalia Prieto, mientras esperaba en una cola de Centro 99 de la avenida La Limpia, poder sacar algún producto regulado. Con suerte podría pagar –según el último precio establecido por la Sundde, en marzo de este año– unos 120 bolívares por un kilo de este cereal que cada vez visita menos el plato del venezolano.

Asalia esperaba bajo el sol y a mitad de la cola con la leve esperanza en sus ojos de poder comprar arroz barato porque tenía muchos días acompañando la carne del almuerzo con yuca, plátano o puré de papa, y su sueldo mínimo integral de 33 mil 636 bolívares no le permite comprar los blancos granos a Bs. 1.800 o hasta 2.200, es decir unas 15 veces más de lo que cuestan (1.583 %).

“Hoy es mi día libre y me siento cansada pero debo tratar de estirar el dinero porque aunque en mi casa solo somos mi esposo y mis dos hijos, y todos trabajamos, no nos alcanza para comer los 30 días del mes”, relataba con la mirada perdida y un gesto de resignación.

Había pasado un buen rato cuando la mirada de la afable profesora se avivó pero de inmediato se apagó cuando dijeron que no habría venta de regulados esa mañana. Tras una profunda exhalación, Asalia se acomodó la cartera y se dispuso a atravesar la avenida, rumbo al mercado Periférico, en busca de un suplente para el arroz.

“Compraré yuca, cuesta 600 bolívares el kilo, compro dos y comemos hasta tres veces… Seguiré esperando tener suerte con el arroz”.

Dos kilos del referido tubérculo equivalen a 1.200 bolívares, que representan Bs. 600 de ahorro con respecto a los 1.800 Bolívares que puede valer el kilo de granos blancos en el mismo Periférico, el mercado Las Pulgas, o incluso en otros comercios de Maracaibo donde su versión importada alcanza los 2.200 bolívares.

Causas y costos

El profesor de Agronomía de la Universidad del Zulia (LUZ), Werner Gutiérrez, explica que el desabastecimiento se debe a un caída en la producción de arroz que inició desde el año 2007.

«Este año nosotros debimos haber sembrado 350 mil hectáreas de este rubro para poder satisfacer las necesidades del mercado nacional; sin embargo, este mismo año solo se han podido cosechar unas 110 mil hectáreas”, detalló el catedrático.

Gutiérrez explica que este déficit se debe a varias razones, entre las que dominan el control de precios que mantiene el Gobierno que no le permite al productor tener rentabilidad, lo que genera desmotivación hacia la siembra de arroz.

“Tampoco hubo semilla de arroz disponible este año en Venezuela, porque aunque esta semilla es nacional, esta vez hubo fallas en su procesamiento por parte de Agroisleña y estas se dañaron”, añadió el experto.

No obstante el Agrónomo le informó a Versión Final que ya para esta fecha, Venezuela debería estar importando el 50% del consumo de arroz, “ Y no lo estamos haciendo porque el Gobierno evidentemente no tiene dólares su cientes para la importación, por eso es que se está palpando de tal manera la caída”, puntualizó Gutiérrez.

Sanos reemplazos

Adriana González, especialista en Obesología, y María Alejandra Villalobos, nutricionista, explican que en vista de la falta de arroz en la mesa del venezolano, la yuca es uno de los carbohidratos sustitutos más recomendables, por su alto contenido de fibra.

González detalla que el consumo de arroz siempre será necesario por ser un astringente natural, rico en vitamina C y ácido fólico.

Por su parte, Villalobos indica que el arroz puede sustituirse también por carbohidratos como el apio, ocumo, ñame, papa o plátano. “En realidad lo único que va a cambiar es la cantidad de calorías que cada carbohidrato en su tipo aporta. Estos reemplazos suelen ser más ricos en almidón pero debemos consumirlos de forma variada para que no genere ningún tipo de consecuencias en nuestro organismo”.

Villalobos concluye que los carbohidratos suplentes deben ser ingeridos siempre acompañados de proteínas y vegetales, para evitar que aumente la grasa corporal y los niveles de azúcar y colesterol en sangre.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...