El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

La carne de res aumenta cuatro veces en una semana

Los constantes aumentos del precio de la carne desconciertan a los consumidores, que han optado por comprar la proteína animal que van a consumir al día debido a los inesperados cortes eléctricos. “Cuatro veces ha aumentado el precio de la carne esta semana”, señaló Remo Pompei, distribuidor de carne de res.

Indicó que la sequía y los precios del alimento concentrado del ganado influyen en el incremento de los precios de la carne de res que fluctúan entre cuatro y cinco mil bolívares por kilo, en las carnicerías.

José Agustín Campos, presidente de la Confederación Nacional de Agricultores y Ganaderos de Venezuela (Confagan), denunció, en el segmento La Entrevista del noticiero de Televen, la desmedida especulación por parte de los carniceros que venden la carne en cinco o siete mil bolívares, dependiendo la zona.

Los carniceros aseguraron que la calidad de la carne desmejoró desde hace algunos meses, las reses son más pequeñas y flacas, por la mala alimentación y los problemas para mantener los potreros. “Las ventas han caído un 50 %, la gente se queja de los precios”, recalcó Ánderson Vera, encargado de una carnicería.

En enero, el precio de la carne de lomito oscilaba entre mil 400 y mil 600 bolívares, actualmente el monto casi logra cuadruplicarse y se ajusta entre cuatro mil 200 y cinco mil 300 bolívares en las carnicerías de la ciudad. La carne molida solía ser la más económica, costaba mil 200 bolívares. Pasó a tener un valor de tres mil 500 bolívares, al igual que la carne de guisar.

El entrecanto o bisté pasó de mil bolívares a cuatro mil en solo cinco meses. Andreína Durán, encargada de la carnicería Hermanos Rodríguez, en la Curva de Molina, recordó que hace un año cuando empezó a trabajar los clientes acostumbraban a comprar “el salado” de la semana, “pero ahora la mayoría de la gente compra por día”.

Familias de entre seis y ocho integrantes, para alimentarse, compran diariamente solo medio o un cuarto de kilo, a rman los consumidores que dicen sentirse abrumados por los constantes aumentos. “A veces vengo con el dinero completo y resulta que ya aumentó, otra vez”, confesó Elvira Martínez, ama de casa.

El pescado no lo compran

Pese a que los precios del pescado se mantienen muy por debajo de la carne, las pescaderías también reportan una caída en las ventas del 70 %. Subrayaron que los clientes dejaron de comprar “porque no saben a qué hora se les puede ir la luz y esos apagones de cuatro horas lo pudren”, a esto se suma la escasez del aceite, explicó Yorbeth Narváez, vendedor.

“De una curvina grande, de dos kilos, pueden comer tres personas”, acotó Narváez; este tipo de pescado pasó de costar 900 a 1.800 bolívares por kilo. La lisa duplicó su valor: de 700 a mil 400 bolívares, mientras que el Bocachico subió 600 bolívares: de enero a mayo, de mil 400 saltó a dos mil.

La curvina mediana también duplicó su precio a mil 500 bolívares, mientras el carite se mantiene en mil 200 bolívares por kilo y es uno de los pescados más económicos. El comerciante denunció que los vendedores de la ciudad deben ajustarse a los precios que fijan los compradores colombianos, “ellos pagan a los pescadores para poder llevarse más mercancía y uno debe ajustarse a como ellos compren”.

Carnes-precios-version-final

 

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...