El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Gobierno de Maduro tendrá que recurrir a salvavidas frente a la crisis

La coyuntura económica que atraviesa el Gobierno nacional acorrala al presidente Nicolás Maduro y a su equipo de trabajo en materia financiera. El Ejecutivo contraerá más deudas en este 2016 debido al desplome garrafal de los precios del crudo.

Las opciones pasan desde aumentar las negociaciones con China, nación que no pasa por muy buen momento, recurrir a las reservas de oro o a organismos multilaterales, como el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional (FMI), con el cual el Ejecutivo se ha negado a negociar durante los últimos años.

Si el Gobierno no se decide a hacer ajustes de carácter económico, solo se espera más inflación, recorte en importaciones y liquidación de divisas.

El profesor de economía de la Universidad del Zulia (LUZ), José Villa, resaltó que Venezuela no va a recuperar sus ingresos a corto plazo puesto que el mercado internacional está saturado de petróleo y lamentablemente el Gobierno se volvió dependiente de la renta petrolera.

“El único recurso que tiene Venezuela para reactivar la industria y que el país no colapse es acudiendo a los sitios donde te pueden prestar más”, dijo refiriéndose al Fondo Monetario Internacional: “No llegará dinero foráneo porque no tienen cómo responder los pagos”.

El catedrático menciona como principal inconveniente la falta de divisas. “El año pasado tuvimos 17 mil millones de dólares de ingresos, este año será de 6 o 7 mil millones. Se necesitan divisas para que la industria pueda producir y para que puedas importar la comida y las medicinas que la población necesita. Deben ir al Fondo Monetario Internacional, que es el que va a prestar más barato y agarrar el oro que tiene Venezuela en reservas y depositarlo afuera para que sirva de garantía y así poder pedir dólares baratos”.

Raspando la olla
El economista y Director de Capital Market Finance, Jesús Casique, criticó que luego de dos boom petroleros, el país se encuentre en una situación económica tan dramática producto del pésimo manejo de los recursos petroleros. “Esta crisis no es producto de la caída de los precios sino de un modelo económico totalmente insostenible”.

Para el experto en materia económica otra de las alternativas que le quedan al Ejecutivo es “echar mano” de sus reservas de oro como lo hizo el año pasado porque la “venta de su oro daría mayor liquidez, aliviaría sus cuentas y compromisos financieros. No es descartable que se hagan nuevas operaciones porque los precios del crudo siguen bajando y eso genera un desbalance. Hoy, el metal tiene una alta demanda en los mercados internacionales porque se ve como un alto activo de valor refugio muy seguro”.

El año pasado Venezuela acudió al swap de oro, renegoció cuentas por cobrar de Petrocaribe, endeudó a Citgo, se tocaron los derechos especiales de giro que están en el FMI, se hizo un dramático recorte en importaciones y liquidación de divisas y este año va a ocurrir lo mismo, según pronostican expertos en economía. “El swap del año pasado fue por 923 millones de dólares, este año se podría emitir uno por 2.500 millones de dólares con garantía del oro”.

Para Casique el Gobierno estará envuelto en un problema ideológico al pensar en recurrir al FMI, ya que afectos al Psuv criticarían esta acción. “Deberán buscar en otros mercados los prestamos, recurrir al FMI generaría una explosión dentro de las filas oficialistas”.

Para evitar un default, especialistas pronostican más deuda con China, posiblemente realicen un nuevo swap de oro, acudan al FMI no a pedir préstamo sino a tocar los derechos especiales de giro; podrían generar más endeudamiento de Citgo y más recorte en importaciones y liquidación de divisas y si no se hace un ajuste organizado, la inflación podría llegar a niveles más altos este año de hasta 700%.

¿Y China?
El gobierno chino parece haber abandonado al Gobierno de Maduro a su suerte. El año pasado Venezuela tuvo que buscar en el país asiático $20 mil millones y solo logró traerse $5 mil millones, lo que evidenció un recorte de financiamiento. “China es un país economista y cuida sus niveles de ingreso”, explicó Jesús Casique.

Para Villa, si Venezuela recurre al FMI estaría decretando la caída de Gobierno oficialista pues tras 17 años se han negado a recurrir a sus instancias por lo que entraría en un choque de ideologías con miembros del Psuv. “Si Maduro acepta ir al FMI estaría diciéndole al país que todo lo que dijeron estos 17 años ha sido mentira y va en contra de la camisa de fuerza ideológica que ha mantenido el Gobierno”.

El Fondo Monetario Internacional no es el mismo de las décadas de 1980 y 1990, aseguró el economista por lo que criticó al Gobierno venezolano por no acudir a esta instancia. A su juicio, el Gobierno, indudablemente, tarde o temprano tendrá que llegar a esa situación porque no tiene como financiarse y un claro ejemplo es la situación con Uruguay.

“Ya estamos observando lo sucedido con Uruguay con la falta de pago por productos lácteos, ya llegarán otros países reclamando dinero por medicamentos, carne y otros rubros, porque no hay dinero para nada. Están tan insolventes que no tuvieron $3 millones de dólares para tener derecho a voz y voto en el Consejo General de las Naciones Unidas. La salida de Venezuela no es otra que esa”, aseveró.

Según el experto, Venezuela necesitaría al menos $70 mil millones de dólares para poder levantar el aparato productivo, la industria farmacéutica, industrial, automotriz y otros sectores.

Déficit alterado
El economista y profesor de la UCV, Luis Angarita, resaltó que el año pasado el déficit estaba alrededor de $17 mil millones y la banca internacional se debatía en si Venezuela iba a poder cumplir con el pago o no; sin embargo, el Gobierno hizo un gran esfuerzo en arquitectura financiera, vendió pasivos, se endeudó y pudo completar ese déficit, pero el de este año es superior a $24 mil por lo que deberá buscar nuevas fuentes.

El Gobierno solo acumula $40 mil millones en activos externos y la liquidez de esos activos no es inmediata por lo que deberá iniciar la negociación con China, renegociar deudas de Pdvsa a un monto muy alto y negociar con el FMI”, estableció.

Angarita aseguró que Venezuela necesitará tanto de China como del FMI por lo que mantener una posición cerrada con el FMI podría generar más dificultades.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...