El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Frentasep niega despidos masivos en la administración pública

El Gobierno del presidente Nicolás Maduro no está efectuando despidos masivos como pretenden hacer creer voceros de la oposición venezolana, aseguró Franklin Rondón, presidente de la Federación Nacional de Trabajadores del Sector Público (Frentasep).

"En Venezuela nunca se había garantizado tanta estabilidad laboral como la que existe en la actualidad. No es verdad que se esté despidiendo masivamente a empleados públicos por no ser chavistas", aseveró el vocero sindical y también vicepresidente de la Central Bolivariana Socialista de Trabajadores (CBST).

Explicó que lo que se está aplicando es una media de suspensión del cargo al personal de alto nivel y confianza que firmaron para realizar el referendo revocatorio contra el mandato del presidente Nicolás Maduro. "Ellos no están sindicalizados porque tienen un cargo de alta responsabilidad y servicio", acotó.

El despido masivo sí se está efectuando en Argentina, con el Gobierno neoliberal de Mauricio Macri. Lo que se está haciendo en la Administración Central es pidiéndole la renuncia a los cargos de alta responsabilidad a los que están en contra del Gobierno.

"Es una medida lógica porque no pueden estar en posiciones de dirección gente que están en contra del Gobierno, porque hasta maltratan a la gente en nombre del Presidente. Además entorpecen, sabotean y conspiran contra la labor del Estado", apuntó Rondón.

LEY DE ESTATUTO

Cuando se creó la Ley del Estatuto de la Función Pública, durante el mandato del presidente Hugo Chávez, que sustituyó la Ley de Carrera Administrativa, se le garantizó a las servidoras y servidores públicos la estabilidad laboral.

"Ese fue un mandato directo que nos comunicó el Comandante eterno en una reunión sostenida con los trabajadores", sostuvo el presidente de Frentasep, quien comentó la importancia que se le da en la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y Trabajadoras (Lottt) y la Constitución a la progresividad de los derechos laborales.

Además mencionó que durante 17 años , el Gobierno Bolivariano viene prorrogando decretos sobre la inamovilidad laboral y el último, el presidente Nicolás Maduro lo extendió hasta el año 2018.

"Los trabajadores de base que no son de confianza pueden estar tranquilos que aquí la Lottt, la Constitución y las leyes, el mismo presidente Maduro, les garantiza su estabilidad absoluta, indistintamente de su filiación política que tengan", indicó Rondón.

Reveló que fueron muchos los empleados públicos que firmaron, pero no se está tomando represalias por eso. "No es verdad lo que dice la derecha sobre un despido masivo", reiteró.

QUÍTATE TÚ PA’ PONERME YO

Recordó que en la Cuarta República, cuando ganaban los adecos las elecciones, sacaban a los copeyanos de sus cargos y viceversa. "Esa práctica perversa era inclemente, no tenían consideración con los empleados de base, ni con los contratados", apuntó.

Agregó que no hace mucho el presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, hizo gala de esa práctica, cuando asumió la dirección del Parlamento.

Esta es una campaña que la derecha ha logrado posicionar en el ámbito internacional, pero no se trata de una escalada de despido, aseveró, y agregó que desconoce que se haya efectuado liquidaciones de personal en instituciones del Estado masivas por esa razón.

"Para destituir a un empleado público, se le tiene que abrir un expediente y hacer un procedimiento. No es un acto inmediato y después del cumplir los trámites la inspectoría del Trabajo debe emitir una calificación para que se puede efectuar el despido. Eso se hace solo en los caso de confianza y alta responsabilidad, los denominados 99", reiteró el dirigente sindical.

DECISIÓN POLÍTICA

El titular de Frentasep manifestó que el país vive una situación política extraordinaria tanto de asedio y guerra económica, con una fuerte presión del imperialismo, como se evidenció en el decreto contra de Venezuela de Barack Obama.

Para defenderse, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) tomó esa medida extraordinaria con los cargos de confianza, por eso no se trata de un Gobierno antiobrero, como pretende la derecha venezolana.

El ejemplo son los reiterados aumentos de salarios y protección de la clase trabajadora, la prioridad en las políticas sociales de la población. "Esta no es una política permanente de PSUV, sino obedece a las circunstancias especiales del país", dijo Rondón.

En cuanto las denuncias que han efectuado algunas organizaciones sindicales ante la Organización Internacional de Trabajo (OIT), Rondón dijo que están en su derecho de hacer reclamos tanto en el ámbito interno como externo, pero en su criterio eso toma otra matiz cuando son intermediarios organizaciones empresariales.

"No entendemos cuando los trabajadores dicen que están acechados y es Fedecámaras quien presenta el reclamo ante la OIT", reflexionó el dirigente sindical.

Rondón aprovechó la oportunidad para invitar a todas y todos los administradores públicos a la realización de su Congreso de la Patria que se efectuará a partir del 30 de agosto, en el que se discutirán temas como el reglamento del estatuto de la función pública o la transformación del Estado y lo productivo.

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...