El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Fiestas decembrinas pasarán por debajo de la mesa

Se acercan las navidades y las tradiciones decembrinas se siguen alejando de las familias venezolanas. Los anaqueles empiezan a surtirse de alimentos y productos navideños, pero los altos precios mantienen las compras familiares por debajo de la mesa.

El festín de hallacas, los regalos para los niños, el estreno de ropas, el brindis para la cena y los intercambios entre familiares, amigos y vecinos se han visto empañados en los últimos años debido al monstruo inflacionario que azota el bolsillo de los venezolanos en vísperas de Navidad.

El último aumento del año realizado por el ejecutivo –el cual dejó el sueldo mínimo en Bs. 27.091 y el cestatique de alimentación en Bs. 63.720 para un total de Bs. 90.811–, se quedó corto ante los elevados precios de los productos para las estas.

El economista y director de la consultora financiera Capital Market, profesor de economía y finanzas, Jesús Cacique, calificó la época como “navidades inflacionarias pues a su juicio será extremadamente difícil para los venezolanos disfrutar en medio de un entorno económico y político como el que atraviesa Venezuela”.

Para el especialista los ciudadanos están esperando las utilidades para pagar deudas y comprar un poco de comida.

Estrenos por las nubes

El centro de la ciudad solía estar abarrotado desde el mes de noviembre con marabinos comprando los estrenos, actualmente, luce desolado y los pocos compradores que acuden se quejan de los precios.

Una blusa sencilla para dama alcanza los Bs. 10 mil si se encuentra en oferta, si está de moda el precio se incrementa hasta los Bs. 25 mil, los leggins desde Bs. 5.000 hasta Bs. 8.000, mientras que un blue jeans, se consigue desde Bs. 15 mil hasta Bs. 25 mil.

Para los pequeños de la casa, un conjunto puede comprarse en Bs. 12 mil hasta Bs. 20 mil. El calzado no se escapa de la inflación, las sandalias cuestan desde Bs. 8.000 hasta Bs. 20 mil y un par de zapatos para caballeros en Bs. 30 mil.

“Los precios aumentan semanalmente y hasta diariamente, la gente se queja y las ventas están por el piso porque no tienen con que comprar, el sueldo se va en una o dos piezas”, dijo Soraya Méndez, vendedora.

El brindis es un lujo

La presencia de las bebidas alcohólicas en la fiesta de la Navidad y en fin de año estará restringida en calidad y cantidad, debido a las limitaciones de inventarios y los altos precios. 

Soraya Laguna, presidenta de la cá- mara de licoreros de la región, manifestó que serán muy pocas las familias que podrán realizar el brindis porque está todo costoso. “Los precios han sido sumamente elevados, las ventas han bajado drásticamente por lo que las licorerías están sobreviviendo con agua, hielo y golosinas”, resaltó.

imagenjuguetes

Según Laguna el licor aumentó un 60 %. “El Whisky es inalcanzable cuesta más de Bs. 50 mil, pocas licorerías lo tienen porque pre eren invertir en ron económico y cocuy”, dijo.

Los vinos más asequibles son los vinos espumantes fabricados en el país en lugar de champán. El precio de esta última alcanza los Bs. 20 mil frente a Bs. 5.000 de un espumante o sidra nacional con sabor afrutado.

Las botellas de vodka y ginebra, de fabricación nacional, están Bs. 5.000 y Bs. 10 mil, respectivamente, mientras que el ron venezolano se consigue entre Bs. 6.000 y Bs. 20 mil la botella, según la marca.

Miguel Torres, dueño de una licorería en Maracaibo aseguró que las ventas han estado muy bajas a pesar de que se acerca diciembre. “La gente no está comprando licor, no es una prioridad ante la necesidad de comida”, indicó.

Se acabaron los intercambios

El intercambio de regalos es una costumbre cada vez más cara para las familias en esta época, este año son pocos los que podrán participar en la tradición.

Llevar a cabo la popular actividad es sumamente costoso. Los detalles más simples, como una agenda o un libro, tienen precios que van desde los Bs. 5.000 hasta los Bs. 10 mil. En el caso de los libros, de acuerdo con el autor y al tema que trate, puede llegar a costar 20 mil bolívares.

Las gorras son encontradas desde Bs. 15 mil, lo mismo que los perfumes en Bs. 7.000 y Bs. 15 mil las imitaciones de las marcas originales.

Pintar la casa es otro de los dolores de cabeza, la renovación de las paredes se llevan hasta cinco salarios mínimos. Los detalles en una próxima edición.

 

 

 

 

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...