El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Fedecámaras: Se avecinan cierres de empresas, pequeños empresarios ya no tienen cómo pagar

El aumento del salario mínimo anunciado el pasado 12 de agosto, por el Gobierno de Nicolás Maduro Moros, para ser aplicado a partir del próximo 1 de septiembre, tendrá un fuerte efecto negativo, que se puede convertir en el cierre de las empresas y en pérdida de más puestos de trabajo.

Carlos Dickson, presidente de Fedecámaras Zulia, expresó que debido a las condiciones económicas que presenta el país, diariamente cierran al menos 10 empresas en Estado Zulia, producto de los constantes aumentos salariales, ausencia de mercancía para la venta y materia prima para su transformación y peor aún sin clientes a quien atender, producto de las políticas económicas impuestas por el Gobierno nacional.

"Este aumento representa un gran dilema  para el sector empresarial, puesto que la poca productividad e inventario no dan para cubrir los costos laborales del día a día de los negocios que se mantienen abiertos más por el amor de sus propietarios que por la rentabilidad de los mismos. Esta inflación acelerada hace que se incrementen los despidos y cierres de comercios y en los próximos meses se acentuará aún mas, una difícil tarea que nos toca superar a los empresarios. Creemos que todo aumento es justo porque permite al trabajador el sustento de su familia pero éste no cubre ni lo básico de la alimentación".

Asimismo, Dickson aseguró que “los pequeños empresarios ya no tienen cómo pagar, en siete meses el salario mínimo se ha incrementado en un 300% con respecto al mes de enero de este año, y que se anuncie un  cuarto aumento para  finales de año por muy pequeño que sea, disparará aun más la inflación. Al final del año, nos  veremos con un panorama desolador. Con este incremento no hubo una solución  pues es ficticio ya que no ofrece una solución, lo peor es que no es positiva en lo inmediato ya que los aumentos del salario y cestatickets los recibirá el trabajador en la primera quincena de septiembre, y el hambre y las necesidades básicas no esperan”.

Considera que el alza salarial debe estar acompañado de políticas de reactivación de consumo  y aumento de la producción y productividad (producir más a menor costo), así como la liberación del mercado cambiario para permitir que las personas puedan obtener dólares de manera legal, transparente, efectivo y fluido, el desmontaje del control de precios, la liberación de los controles, permisología que solo producen matracas y peajes que encarecen y obstruyen la producción y por último el retorno de las empresas expropiadas a sus legítimos dueños, para que se ponga en marcha el ya mermado aparato productivo nacional.

El empresario estima que este aumento salarial, incumple con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), porque "todo lo que rige en materia salarial y laboral en el  País se debe consultar  y definir en el diálogo de la tripartita".

De igual forma, agregó que el Gobierno está obligado a dialogar con sindicatos y empleadores para establecer el plan de desarrollo y crecimiento con el cual salir de la actual crisis.

"Esto no se trata simplemente de aumentar salarios, si no hay un  plan estructural, esas decisiones terminarán en más inflación, como ya lo hemos experimentado".

Para finalizar, puntualizó que la crisis económica tiene su origen en la crisis política que no se ha resuelto de manera favorable para la población en general, cuando sólo se insisten en medidas populista en contra de las racionales y serias que exige la actual coyuntura.

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...