El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Ezequiel Zamora: “Lapsos que da el CNE no deben llegar hasta el final”

Para Ezequiel Zamora, exrector del Consejo Nacional Electoral (CNE), los lapsos para realizar el referendo revocatorio dan “de sobra”, y acusa que en el ente comicial y en el Gobierno “se ve con claridad cómo usan una especie de acordeón amplio y grande para ellos y lo cierran cuando nos toca a nosotros”.

Argumenta que un ejemplo de ese estira y encoge fue cuando el CNE pidió que se solicitara el 1 % de las firmas en cada circunscripción y se tardó más de 30 días en darle el visto bueno a 197 mil firmas. Advierte que, en cambio, es tan clara la arbitrariedad que en dos días, en cuarenta y ocho horas, Tibisay Lucena certificó 10 millones de firmas para solicitar a Barack Obama que quitara unas sanciones a unos señores del Gobierno de Venezuela. 

Zamora recuerda que los lapsos no tienen que llegar hasta su final. “Si usted me da a mí para consignar unos recaudos dentro de los veinte días siguientes a la fecha de hoy, y yo los consigno al día siguiente, usted empieza de una vez a procesarlos, no tiene que esperar a que se venza el lapso. Ahora claro, ella lo hace primero para seguir las instrucciones del presidente de la República o de Jorge Rodríguez o de Diosdado Cabello, creo que de los tres”.

El exrector califica como cinismo que la rectora saliera públicamente y no diera la fecha de la recolección del 20% de voluntades. “Con una risa cínica dijo que a finales de octubre, sin decir fecha y que probablemente tenga que aplicar diez días, cinco días para hacer eso. Eso es una irresponsabilidad que no la hace acreedora del cargo que ocupa”.

Excusas de Lucena

“La presidenta del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena, ayer lo que quiso fue excusarse, salvar la responsabilidad del Consejo Nacional Electoral en la tardanza de la tramitación del revocatorio. Quiso lavar la cara del Consejo Nacional Electoral mediante esta rueda de prensa”, asegura Juan Berríos, constitucionalista y profesor de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la Universidad del Zulia.

De acuerdo con el catedrático, si se estudia el referendo revocatorio, tal y como está tramitado, “ha habido mucho tiempo en el que no se ha hecho nada”.

“Estamos ahora en agosto, ya se revisó el uno por ciento de las firmas, ya ha habido un informe técnico y, sin embargo, no hay fecha para determinar la recolección del 20 por ciento y eso no parece que tuviera ninguna justificación”.

En su opinión, la presidenta del CNE debió definir por qué tanto retraso del Consejo Nacional Electoral en definir la fecha del 20 por ciento para recoger las firmas. “Eso no tiene ningún tipo de razonamiento que lo defina”.

Berríos considera que hay “muchos” elementos que la presidenta del CNE no tomó en consideración en su exposición de motivos. “Por ejemplo, que al principio, cuando la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) solicitó al CNE las planillas para la recolección del uno por ciento, el Consejo Nacional Electoral tardó un poco más de un mes para entregar las planillas”.

Recuerda que luego de “muchísimas” reuniones y presiones fueron entregadas, pero el silencio del organismo electoral retardó el procedimiento.

Explica que igual tardanza se vivió en la verificación. “Es decir, hay muchos trámites, como ella lo específico, en los que el reglamento no da unos plazos específicos y quizá en esos trámites, donde hay vacíos reglamentarios, el CNE asume el tiempo que útilmente, supuestamente, requiere”.

El experto acotó que además de que el Poder Electoral responde ad livitum, o a su voluntad, muchos de esos plazos también han sido agotados hasta su máxima expresión cuando no ha habido necesidad de ello.

Colocó como ejemplo que para la validación del 1 % el reglamento establece un lapso de quince días y el Consejo Nacional Electoral pasó por mucho tiempo, esos días establecidos en la regulación.

A su juicio, en definitiva, la rectora Tibisay Lucena trató de sacar airosa la responsabilidad del CNE en la tardanza de la tramitación del revocatorio, “un poco responsabilizando a la Mesa de la Unidad Democrática por no haber iniciado el proceso revocatorio con anterioridad, a partir de enero o de febrero, y que cualquier otro retraso es imputable a quien está solicitando el referendo”.

Hay tiempo para revocatorio

Según el constitucionalista Berríos existe la posibilidad técnica, reglamentaria, “pero evidentemente que depende muchísimo de la voluntad política del Consejo Nacional Electoral, que es lo mismo, depende de la voluntad política del Gobierno y ahí es donde vemos el problema”.

Sostiene que la voluntad política no es unilateral. Opina que quienes exigen el referendo tienen la oportunidad de seguir manifestando y seguir presionando para que se den los tiempos.

“Si en esos tres días acude mucha gente a hacer su manifestación de voluntad, creo que eso pudiera de alguna forma condicionar la reacción del CNE. Lo que queda es mantener la movilización política, que no es terrorismo ni nada; presión, hacer lobby, manifestaciones pacíficas o cualquier forma de manifestación que pueda presionar al CNE para que convoque el referendo revocatorio y no se tarde tanto en dar respuesta, como ha sido hasta ahora”, indicó.

Revocatorio vigente

Según Nélida Sánchez, coordinadora de contraloría electoral nacional de Súmate, “nosotros mantenemos la premisa de que el revocatorio puede realizarse este año. Aun así los tiempos dan”. Dijo que el CNE, basado en los principios en los que hizo énfasis, “de los cuales, por cierto, no mencionó el de celeridad”, debe garantizar compromiso con el electorado, sobre todo al pueblo venezolano que está solicitando el referendo revocatorio.

La representante de oposición señaló que los equipos de la Mesa de la Unidad Democrática deben discutir con el CNE las fechas propuestas por Lucena. “Ella mencionó las fechas pero no los estableció como días ya cerrados”.

 

 

 

 

 

 

 

 

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...