El diario plural del Zulia
TOPE AMERICARGO

Enlatados dejaron de ser la “salvación” de la mesa

Los enlatados no han escapado del aumento de precios que han experimentado los alimentos frescos en Venezuela. En lo que va de año, productos como el atún en lata han subido más de 600%, lo que ha permitido que muchos consumidores los hayan tenido que excluir de su mesa diaria.

Si no hay pollo, carne o pescado, con algún enlatado se resolvía el pan de cada día, pero eso dejó de ser una opción para muchos debido a los elevados precios de estos productos en el mercado, y ahora forman parte de la lista de los llamados delicatteses.

En un recorrido realizado por el equipo reporteril de Versión Final se constató, por solo poner un ejemplo, que una lata de atún está entre Bs. 485 y Bs. 1.050, dependiendo del tamaño de su presentación.

El jamón endiablado (lata de diablito) que representaba un resuelve para la familia de escasos recursos, oscilan entre Bs. 300 a Bs. 450 de acuerdo a la marca, presentación y comercio.

Las salchichas enlatadas, carnes y otros embutidos desaparecieron de los anaqueles. “Ahora ni sardinas se puede comer”, dijo ayer Miguel Ariza, quien aseguró que hace año y medio que los
precios aumentan,

Una lata está entre Bs. 395 y Bs. 474.

El pasado 14 de enero según medios nacionales, directivos sindicales de la industria de la pesca denunciaron la paralización por tiempo indefi nido de la planta productora de Atún Margarita de Empresas Polar, atribuida a la escasez de materia prima.

Otros productos que se conseguían en esta presentación como la lata de champiñones rebanados de 390 gramos está por el orden de los 963 bolívares; una de tomates pelados de 400 gramos, en 821 bolívares; y una de vegetales mixtos de 425 gramos, en 763 bolívares.

Además de que los precios son exorbitantes, el atún y las sardinas en lata no se hallan en los anaqueles, a causa de la poca producción de las empresas dedicadas al rubro, por lo que los consumidores
saltan de un lugar a otro en busca de los productos.

“El poco suministro de divisas por parte del Gobierno perjudica el abastecimiento, puesto que buena parte de los enlatados viene del extranjero. Obviamente, los precios subieron por esta situación”.

Clamor
Los compradores en los mercados claman porque se haga una regulación efectiva ante los altos precios en productos comestibles no regulados, como el caso de los enlatados, “por ejemplo, el atún en lata que está cada vez más caro”, dijo Julio González en el mercado Santa Rosalía de Maracaibo.

“A uno no le queda tiempo para meterse en esas colas”, comentó Vivi González, una compradora del mercado periférico quien se mostró preocupada por el alto costo de los productos enlatados, que a su juicio eran la “salvación” de muchas mesas maracuchas y hoy en día por escasos y caros son para muchos de nosotros incomprables, dijo.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...