El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

El revocatorio se torna un callejón sin salida

Si se hace este año, si se hace el otro, si las firmas son falsas, si no se entregaron todas, si la MUD, si Capriles, si el Psuv, si Maduro… Muchas son las opiniones encontradas en cuanto a la realización en 2016 en torno del referendo revocatorio para la denominada ‘‘salida’’ constitucional del presidente Nicolás Maduro.

Desde la acera oficialista se afirma que un grueso importante de las planillas entregadas fue firmado por ‘‘personas que murieron en el 2008 y 2009, nombres que no concuerdan con cédulas y huellas repetidas’’, en palabras de Jorge Rodríguez, alcalde de Libertador y directivo nacional del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv).

Henrique Capriles, gobernador de Miranda, insiste en que todos los intentos del oficialismo por invalidar el millón 850 mil rúbricas entregadas al Consejo Nacional Electoral (CNE) serían fallidos puesto que es ‘‘la voluntad del pueblo la que se está escuchando y haciendo sentir’’.
La dirigencia política opositora llueve sobre mojado. Para Roberto Henríquez, presidente nacional de Copei, el revocatorio ‘‘se puede y se debe realizar este año. Los tiempos dan perfectamente. Hay una voluntad muy clara para su logro’’.

Añade que las ‘‘trabas’’ puestas por el Ejecutivo nacional, el CNE y el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) son una violación directa a la Constitución y a la soberanía popular ya que sólo “se necesita el 20 % para la activación del revocatorio y tenemos al 80 % del país esperando para sacarlo del poder. No es una cosa personal contra Maduro, es la consulta al pueblo acerca de si quiere o no que este gobierno permanezca en el poder’’, afirmó.

Considera que, de no darse el revocatorio este mismo año, se estaría defraudando al pueblo que respondió oportunamente al llamado por parte de los diputados de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD). ‘‘Todas nuestras energías están orientadas a que se realice este mismo año. Debe privar el respeto a la constitución.

Hay varias opciones democráticas que podrían aplicarse como la enmienda, pero ahora estamos totalmente enfocados en la activación constitucional del referendo’’.

No será este año

Jesús Castillo Molleda, politólogo, declaró que la estructuración que se lleva en este caso “da” para que se haga en el primer trimestre del 2017.

“Una de las propuestas hechas al TSJ fue la de recortar el período presidencial a los cuatro años reglamentarios antes de la modificación realizada por el fallecido presidente (Hugo) Chávez, propuesta que no puede proceder ya que debe realizarse luego de la elección del Primer Mandatario o bajo un consenso. No procede una modificación de un gobierno en curso’’.

Con respecto a la reacción de la Sociedad Civil, Castillo instó a mantener la paz, pero ser concretos en sus exigencias. ‘‘No son necesarias manifestaciones violentas, pero sí convocatorias en las que se exponga la exigencia de un cambio en la administración pública”,recomendó.

Destacó la importancia de que la MUD atienda también el tema de las elecciones regionales para ganar espacio político, logrando así ejercer presión desde las 23 gobernaciones y las más de 300 alcaldías, sin abandonar el tema del revocatorio.

El politólogo mencionó la importancia de ser ‘‘más exigentes con la gestión de gobernadores y alcaldes. El problema se ha concentrado en el Gobierno nacional, pero nos hemos olvidado de que existen otros mandatarios que también deben dar respuesta a las políticas públicas del ciudadano. El diálogo es la mejor forma de lograr la salida democrática del presidente”.

En la opinión de María Alexandram Semprún, profesora de la URU en las cátedras de Historia y Sociología Política, considera que ‘‘en teoría’’ el referendo podría realizarse este año, pero que el Gobierno ‘‘no lo está dejando ser’’ con el fin de retrasarlo lo más posible para que sea el Vicepresidente quien asuma el cargo y no ir a nuevas elecciones. Semprún destaca la posibilidad de otras vías para su salida del cargo como lo es la comprobación de la partida de nacimiento. ‘‘En este país no es tan difícil falsificar documentos’’. Renuncia, enmienda constitucional, impugnación. ‘‘Pareciera que ningún camino es viable. Con la situación de emergencia que estamos viviendo pudiera empujarse o acelerarse un proceso que todos queremos sea lo más pacífico posible’’.

Para la politóloga es ‘‘imposible’’ llevar las riendas de un país en el que se tiene más del 70 % de rechazo y que es preferible ‘‘poner el cargo a disposición’’ que seguir con ‘‘la tortura que nos arropa a todos’’. Destaca la importancia de sincerar la economía ‘‘por más doloroso que sea’’ para poder encaminar nuevamente a la nación.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...