El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

El precio amargo del azúcar

Desde las “teticas” de azúcar hasta empaques con 250 y 500 gramos son las opciones más buscadas ante la grave crisis alimentaria que hay en el país.

Teresa Gutiérrez, ama de casa, relató que ahora sólo compra 500 gramos y trata de que le dure por los menos 12 días. Sólo pueden endulzar un poco el café y algunos jugos. Dejó de hacer tortas este año por el incremento de todos los ingredientes, pero especialmente del azúcar, que es tan básica en los postres.

En el Mercado Santa Rosalía la granulada se consigue entre mil 700 y mil 800 el kilo. En supermercados oscila entre mil 900 y dos mil 500 bolívares.

En tres mil bolívares estiman los comerciantes que se ubicará en septiembre el kilo de azúcar. José González, comerciante, refirió que el bulto de 50 kilos de azúcar aumentó de 50 mil a 75 mil bolívares entre abril y julio. Otro incremento drástico fue el del papelón que en el mismo lapso aumentó de cinco mil a 30 mil bolívares el bulto de 20 panelas. Una panela cuesta entre dos mil y tres mil bolívares. La azúcar pulverizada varió de mil 800 a dos mil 500 por kilo y hay reposterías donde se consigue hasta en tres mil 500 la importada. El endulzante dietético cuesta dos mil 500 la bandeja de 50 bolsitas.

También el comerciante Jesús Ramírez comentó que la semana pasada compró el saco de azúcar colombiano en 80 mil bolívares porque la marca venezolana estaba en 85 mil. Una de las principales roscas, denuncian, estaría en Mercasur, donde algunas distribuidoras estarían acaparadas por firma as que sólo se dedican a la reventa. Cree que el Gobierno debe intensificar los operativos en los mayoristas.

Belkis Márquez relató que hasta noviembre del año pasado vendía hasta 30 kilos de azúcar en un día y ahora no llega ni a cinco.

Grimilda Aguirre, es ama de casa, y dejó de hacer los dulces de hicacos, de limonzón y de cabello de ángel por lo caro de este rubro.

Diagnóstico

Para Werner Gutiérrez, exdecano de la Facultad de Agronomía, en un país acostumbrado a alta ingesta de dulces, postres y con tes, este tipo de mercado es inaccesible para la mayoría de la población. A su juicio, esto lleva al mínimo la actividad de diversas empresas y comercios del ramo.

Gutiérrez explica que en un momento de escasez de divisas por la baja de los precios petroleros, el país disminuyó significativamente sus importaciones, con la consecuencia negativa de un marcado índice de escasez que sobrepasa el 80 % de azúcar en el mercado interno. “Esta situación generó un mercado informal en el cual el consumidor debe cancelar hasta diez veces el precio regulado por el Gobierno nacional. En diversas zonas de la geografía nacional, hoy en un sentido negativo, el azúcar es un lujo, es ‘oro en polvo’ por el alto precio de venta”.

Venezuela, según las estimaciones de Gutiérrez, estaría produciendo 20 mil toneladas de azúcar mensuales, los que equivale a un 20 % de la demanda nacional, que está cercana a las 100 mil toneladas cada mes.

El déficit, explica, se cubre con importaciones provenientes de Brasil, Colombia y algunos países centroamericanos, estimándose que para el presente año el país debería de comprar en el mercado externo aproximadamente 950 mil toneladas de azúcar para garantizar el consumo histórico de nuestra población.

Al referirse al precio promedio internacional, con 400 dólares por tonelada de azúcar, Venezuela estaría erogando anualmente por compra de este rubro en el exterior, alrededor de 380 millones de dólares.

Para satisfacer la demanda interna de azúcar con producción nacional, Venezuela debería alcanzar una cosecha de 15 millones de toneladas de caña de azúcar. El promedio actual del rendimiento en molino del país indica que por cada 100 toneladas de caña de azúcar procesada, se obtienen ocho toneladas de azúcar. “En la última zafra solo logramos alcanzar la cosecha de tres millones de toneladas de caña de azúcar, lo cual arrojo 242 mil 306 toneladas de azúcar según las estimaciones de Federación Nacional de Asociaciones de Cañicultores (Fesoca)”, explica.

Werner Gutiérrez señala al estado venezolano, que posee bajo su control, diez de los dieciséis centrales azucareros del país. En la última zafra 2015- 2016 de estos diez centrales, solo tres alcanzaron a estar operativos: el Central Cariaco, Central Sucre e Industria Santa Elena, procesando solo el tres por ciento de la molienda de caña total que alcanzó el país. “Es decir que el sector privado logró producir en sus seis centrales, aproximadamente el 97 % de la azúcar obtenida dentro de nuestras fronteras”.

 

 

 

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...