El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

El nivel óptimo de liquidez monetaria (Nolim) reactivará y reimpulsará la economía sin dolarizar

El economista Alberto Sovalbarro asegura que no es necesario dolarizar el país para que mejore la economía venezolana en medio de la crisis que se vive "por el bloqueo económico del imperio norteamericano"

El constituyente y economista Alberto Sobalvarro, habló sobre el Nivel Óptimo de Liquidez Monetaria (Nolim) una propuesta, que forma parte de las políticas económicas que pudieran solventar en un corto y mediano plazo las variables macroeconómicas del país.

Indicó que no es necesario dolarizar el país para que mejore la economía venezolana en medio de la crisis que se vive por el bloqueo económico del imperio norteamericano.

Expresó que “en el marco de la constitución, en su artículo 318, está claramente establecido que compete al Banco Central de Venezuela (BCV) como autoridad regir toda la política monetaria del país porque en venezuela tenemos una sola unidad o símbolo monetario que es el Bolívar soberano”.

Manifesto que “no podemos dejar que las transacciones comerciales, financieras y mercantiles, se hagan ni en dólares ni en ningún otra moneda o divisa, sino en bolívares, porque dólarizar la economía no es la solución para los problemas económicos que tiene el país, para ello hay otras medidas económicas que pudiéramos aplicar manteniendo el bolívar como valor monetario para todas nuestras transacciones”.

Una economía dependiente en medio de un proceso de globalización nosotros debemos hacer intercambios, financieros, comerciales con divisas extranjeras, las cuales tenemos que llevar a un tipo de cambio real, adaptado, adecuado a nuestra economía sin especulación y sin distorsiones, en fin, sería un grave error dólarizar la economía”, expresó el constituyente y economista.

Informó sobre el nivel óptimo de liquidez monetaria que vive el país “La capacidad o la cantidad de dinero en la calle, nosotros debemos equilibrar esto con respecto a las Reservas Internacionales, históricamente en nuestro país, casi siempre el nivel de reservas internacionales es equivalente en bolívares en una proporción 1:1 en cuanto a la liquidez monetaria. En el año 2010 teníamos en reservas internacionales 30 mil 322 millones de dólares y en liquidez monetaria 30 mil 421 millones de dólares, es decir, correspondía prácticamente por cada dólar que teníamos en reservas internacionales se había emitido su equivalente en bolívares, eso permitía un salario mínimo para la época de 212 dólares, con una canasta básica de 272,60 dólares”.

Enfatizó que se debe hacer una evaluación al respecto e inyectar o emitir dinero para poder equilibrar las cifras “En estos momentos existe un déficit del dinero o de la liquidez que tenemos en la calle, estamos hablando de un monto de Reservas Internacionales por el orden de los 6 mil 272 millones de dólares, con una liquidez monetaria equivalente a 576 millones de dólares, un salario de 2 dólares y una cesta alimentaria de 270 dólares, por lo tanto, no hay equilibrio en cuanto al dinero circulante llamado Liquidez Monetaria con respecto a las reservas internacionales”.

La liquidez monetaria requerida esta por el orden de los 5 mil 696 millones de dólares, esto equilibrara la Oferta Monetaria y a su vez resguardará el bolívar frente a una inminente dolarización de facto, alcanzándose así el nivel óptimo”, indicó.

Agregó que “una vez llevada la liquidez monetaria al nivel esperado ideal, se podrán corregir dos distorsiones: la caída prolongada del poder adquisitivo vía sueldos y salarios, y la desinversión presente en la infraestructura productiva y social de la nación a través del crédito dirigido hacia actividades priorizadas”.

El economista Sobalvarro enfatizó que “Si nosotros poseemos reservas internacionales por el orden de los 6 mil 272 millones de dólares pudiéramos ponerla 1 a 1 al equivalente en bolívares, con eso por supuesto cubriríamos en casi un 66 por ciento directo el incremento del salario y las pensiones a los más de 7 millones venezolanos que forman parte de la administración pública y a los pensionados y el otro porcentaje, un 34 por ciento, se dirigiría a la inversión productiva, para de esa manera tener no solamente ahora los trabajadores y pensionados capacidad de compra, sino para que de acuerdo a la oferta también hayan bienes y servicios que poder pagar para consumirlo”.

Dijo que la inflación no se detendrá, pero si impactaría; “La inflación, cuando hay más dinero en la calle, más capacidad de compra, como hay menos producción, por supuesto que trae como problema que los pocos productos en la calle suban de precio, pero si destinamos ese nivel de reservas a lo que hemos llamado nivel optimo, tanto a los salarios en un 66 por ciento y a la inversión productiva, la economía real el 34 por ciento, vamos a entrar a un equilibrio”, se tendrá distorsión porque habrá capacidad de compra y no de producción.

En este sentido, agregó que “a medida que los trabajadores y pensionados tengan más capacidad para adquirir bienes y servicios, y nuestra economía genere y ofrezca esos bienes y servicios, llegaremos a un punto de equilibrio, donde pudiéramos decir que estaríamos produciendo y consumiendo lo que necesitamos”.

Destacó que con el nivel óptimo de liquidez, se incrementará la producción; “esta propuesta no es para que los bancos tomen esa liquidez monetaria y se vayan a comprar divisas u otros activos, es decir, no es dinero para que los bancos lo tomen e impacten más la inflación, esta liquidez monetaria que se inyectaría en el mercado, que por supuesto la manejaría los bancos públicos y privados, comerciales, y todo el sistema financiero en general, debe orientarse hacia un aumento salarial de los trabajadores, trabajadoras, pensionados, pensionadas, jubilados y jubiladas, en estos momentos de 2 a 135 dólares mensuales, hacia los créditos de las familias, de las cooperativas, de las pequeñas y medianas empresas, que necesiten hacer inversión productiva, real para aumentar la producción de bienes y servicios, porque los demandantes de esos bienes y servicios que son los trabajadores van a tener capacidad de compra”.

Es decir, con 2 trabajadores, jubilados o pensionados en una familia, o hasta 3 pudieran tener ingresos por el orden de los 270 dólares mensuales, o en el mejor de los casos hasta 400 dólares mensuales. Si comparamos con los salarios en dólares de los países de América Latina, se observa que los salarios mínimos son en Brasil 254 dólares, Perú 279 dólares, Chile 389 dólares, Bolivia 299 dólares, lo cual muestra que hay una brecha bastante ancha, entre el ingreso que tienen ahorita los trabajadores y trabajadoras de Venezuela con respecto al resto de estos países de Latinoamérica”.

Sostuvo Sobalvarro, que con un nivel óptimo de liquidez monetaria, no se dependerá del exterior, ni del bloqueo, ni de país alguno para poder aplicar las políticas o medidas, que en verdad pudieran sanear la economía, con un salario digno capaz de cubrir las necesidades básicas y por supuesto de orientar la diferencia del equivalente a esos bolívares por la conversión de las reservas a liquidez monetaria en producción, productos, bienes y servicios que estén al alcance de la población.

Manifestó que esta es una propuesta decisiva que está en el marco de la constitución, “el Presidente de la República y su gabinete económico, podrá solicitar al directorio del Banco Central de Venezuela la emisión de dinero respaldada, esto no es dinero inorgánico hay que dejarlo claro, nosotros estamos respaldando la emisión de esos bolívares con los dólares que se tienen en reservas internacionales, que estamos en niveles muy bajos, pero que pudiéramos aprovecharla. No podemos tener 6 mil 272 millones de dólares en reservas internacionales y su equivalente de 576 millones de dólares en la economía, es deficitaria la liquidez monetaria en el mercado venezolano, el tamaño de nuestra economía, aun cuando ha decrecido en estos momentos a 76 mil 458 millones de dólares, no corresponde con la circulación de dinero actual , hay que liberar también el encaje legal de los bancos y emitir dinero a niveles uno a uno con respecto a las reservas internacionales para que se inicie un equilibrio y derive más adelante en mayor producción, mayor consumo, mayor poder adquisitivo y mayor satisfacción de consumo de nuestros trabajadores y pensionados”.

Por otra parte, el constituyente y economista Alberto Sobalvarro, informó sobre la investigación que realiza con el petro para que forme parte del circulante monetario de la economía; “Apalancar los créditos, la inversión y los salarios con los petros que es un criptoactivo decretado, y que aun cuando no está enmarcado dentro de la constitución todavía, es una unidad de cuenta legalizada en el país”.

Mejores condiciones para los trabajadores

Manifestó que todo ese ecosistema llamado Petro, una vez que se inyecte al circulante monetario, incidiría en la posibilidad cierta de tener mayores apalancamientos, mejores sueldos para los trabajadores que es la primera preocupación, un salario digno que sea capaz de, satisfacer sus necesidades de consumo en lo que respecta a la cesta básica, alimentos, medicinas, servicios.

Habló de compensar la inyección de bolívares respaldado por las reservas internacionales y también con la inyección de petros, se pudiera tener un circulante capaz de reactivar la economía, para así motivar a todo el sistema financiero, desde los trabajadores hasta los empresarios para que de una u otra manera, se pueda vencer el bloqueo económico y la dependencia de los mercados internacionales.

Destacó que el nivel óptimo de liquidez, debe ir acompañado de otras acciones estratégicas, por parte del Presidente de la República Nicolás Maduro Moros y el Banco Central de Venezuela “Nosotros pudiéramos, una vez concretada esta medida de aumento de liquidez monetaria en nuestra economía, a través del uso de instrumentos de la política fiscal; aumentar la capacidad de Recaudación del Impuesto sobre la Renta, perfeccionar la recaudación del Ingreso del Valor Agregado, revisar exoneraciones, excepciones, y si es necesario crear otro impuesto como el del débito bancario. Son otras medidas que corresponden también al Ejecutivo Nacional pero que tienen que ir en perfecta sincronización y armonía con la política del Bando Central de Venezuela, eso es clave”.

Dijo que en la política cambíaria nacional, han visto que el dólar es inalcanzable, la disparidad, la brecha que separa la cantidad de bolívares que se necesita para comprar un dólar, “no es sino por desequilibrio de una tasa de cambio que no es real, a nosotros nos atacaron desde la frontera con Colombia, nuestra unidad monetaria hasta destruirla, hasta llevarla casi a menos cero, eso trajo como consecuencia que la gente creyera que la economía esta dolarizada y hablando de pesos sobre todo en el eje fronterizo, del dólar, del euro, y pareciera que el bolívar hubiera desaparecido, y decretado o constitucionalizado la dolarización de la economía, que es lo que debemos evitar en este momento, darle a nuestro signo monetario el valor y el poder adquisitivo, para que la gente no se siga refugiando en comprar otras divisas sino en volver a darle al bolívar su valor real dentro de nuestra economía”.

Resaltó que con esta propuesta del Nolim, nivel óptimo de liquidez monetaria, seria el inicio para la reactivación de la capacidad de compra, “en este momento se le hace muy difícil a trabajadores y pensionados, comprar la cesta básica o satisfacer sus necesidades prioritarias, aun con la ayuda brindada por el gobierno nacional a través de las misiones y grandes misiones, pero no basta, una economía no se desarrolla con programas sociales del gobierno, una economía se desarrolla produciendo bienes y servicios, con inversión, con el trabajo de nuestra población”.

Nosotros estamos en medio de una crisis económica muy difícil, de un bloqueo bestial, de medidas unilaterales, coercitivas, que han asfixiado nuestra economía, nuestro principal rubro de explotación y exportación como es el petróleo está en niveles muy bajo con respecto a niveles que teníamos 5, 10, 15 años atrás, por lo tanto, debemos reinventarnos en este momento y aplicar medidas económicas no ideológicas, el gobierno sigue inventándose con la Ley Antibloqueo, la propuesta Agro Venezuela, eso está bien para reactivar y reimpulsar todo lo que tiene que ver con nuestra economía, lo que yo llamo el reimpulso endógeno, producir desde las entrañas de nuestra tierra, darle valor agregado, satisfacer la demanda interna y tener excedentes de exportación para obtener divisas, eso requiere revisar muchas cosas, el precio de la gasolina, de los servicios públicos; electricidad, agua, aseo que en estos momentos de guerra económica, de inflación inducida, de pandemia, nuestro gobierno ha facilitado para que los sectores menos favorecidos no les afecte tanto, fallas tenemos, pero estamos tratando de hacer todo lo posible porque nuestro pueblo satisfaga sus necesidades”, acotó Sobalvarro.

Alberto Sobalvarro, constituyente por el estado Zulia y economista, expresó que le presentaría esta propuesta al Presidente de la República Nicolás Maduro, “como una contribución a la solución a la crisis económica, al bloqueo económico, a la producción, a mejorar el poder adquisitivo de nuestros trabajadores, ofrecer salarios dignos, a tener servicios acordes con la realidad de nuestra población en electricidad, combustible, telefonía, créditos a los pequeños y medianos empresarios, a las cooperativas, a las familias, calidad en la educación, producción en el campo, para rescatar la industria petrolera, el sistema refinador del país, satisfacer las necesidades, todo está dentro de la ciencia económica”.

Destacó el trabajo que realiza el Gobierno Nacional ante la arremetida del imperio norteamericano, “nosotros debemos ver este proceso revolucionario socialista como un proceso de nacionalismo, de independencia, de soberanía, pero la crisis económica, debemos tratarla con medidas económicas, definitivamente no bastan los programas sociales del gobierno, que bastante esfuerzo hace para que le lleguen a nuestro pueblo los bienes y servicios que necesitan para seguir adelante en medio de esta crisis y de la pandemia, pero nosotros tenemos que revisar todas las variables macroeconómicas para sincronizar nuestra economía y en verdad enrumbarla a la producción, al desarrollo y al crecimiento sostenido y sustentable”.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...