El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Denuncian suministro de comida podrida en Campo Boscán

En una verdadera emergencia sanitaria se transformó la llamada “tacita de oro” de Pdvsa-Occidente, Petroboscán, situada en el kilómetro 40, de La Cañada de Urdaneta a consecuencia de la dotación de comida en descomposición como parte de los desayunos y almuerzos suministrados a los trabajadores petroleros, por parte de una empresa identificada como Pdvsa Exploración y Producción (E&P). Así lo hicieron saber ayer los delegados de Higiene y Seguridad, Ramón López y Regimio Chom Quintero, quienes explicaron que solo el viernes, 18 trabajadores de los 800 comensales del campo petrolero acudieron al servicio médico con diarrea crónica; de los cuales, unos 50 han sido suspendidos.

López denunció que el “Sindicato Unitario de Trabajadores Petroleros del Municipio Cañada de Urdaneta (Sutpmcu), liderado por su secretario general, Gabriel Rangel, ha impulsado la pésima gestión en Campo Boscán, que se ha traducido, entre otras cosas, en la contratación de esta empresa de servicios alimenticios, así como en la dotación de ‘ene’ cantidad de flotas de vehículos para usos particulares de una junta directiva de entre 18 y 24 personas, que gozan de todos los privilegios y están adversos a sus obligaciones sindicales”.

“Es una denuncia vieja –enfatizó– hemos levantado informes y toda Pdvsa conoce la situación de la comida descompuesta que nos traen al Campo: carnes podridas, ensaladas oxidadas, arroz duro, con mal olor y eso ha redundado en enfermedades estomacales en los trabajadores”. En ese contexto, Remigio Chom Quintero agregó que “en las últimas 72 horas se han suspendido 50 trabajadores con diagnóstico de diarrea severa. La comida viene empacada en bandejas de anime, precalentadas y transportadas en malas condiciones”.

Implementos de seguridad

El delegado acotó que Pdvsa les debe todo el implemento de seguridad del año 2016: “Aproximadamente doce bragas, cuatro pares de botas, lentes, tapa oídos y otros equipos (…) Desde diciembre de 2016 solo nos dieron dos bragas y un par de botas a prueba, que luego resultaron inadecuadas y estamos fallos de guantes, cascos, lentes y otros insumos”.

López profundizó en el tema de las botas: “Las que nos trajeron sucumben ante condiciones de lodazales, temperatura, asfalto y otros compuestos químicos con los que se trabaja en el campo, no sirven, deben traernos las adecuadas”. Recalcó que gran parte de las unidades operativas no cuentan con extintores de incendio y que la industria entrega a destiempo los implementos y equipos de seguridad. Exigió no politizar la denuncia.

Violando la Lopcymat

El diputado a la Asamblea Nacional y dirigente sindical petrolero, Raúl Párica, refrendó la exigencia delos trabajadores en Campo Boscán. “Los trabajadores gozan del respaldo absoluto de la Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo (Lopcymat), que les es violada cuando una contratista les lleva comida dañada al campo de trabajo, están en todo su derecho de decretar una emergencia y de constituir una asamblea permanente a modo de protesta por esta grave denuncia”.

Párica denunció que un dirigente sindical de Campo Boscán, Gabriel Rangel “es quien ha impulsado este contrato con esta empresa de servicios alimenticios, que está suministrando comida descompuesta y no tiene la moral para asumir el reclamo de los trabajadores porque él tiene compromisos con la gerencia de Pdvsa y a su vez con esta contratista, son personas que dicen ser líderes sindicales, pero están comprometidos con los gerentes en detrimento del trabajador”.

El dirigente sindical petrolero y candidato aspirante a la Futpv, Carlos Labrador, refrendó la situación sanitaria en Campo Boscán y aprovechó para denunciar el tema electoral: “Estamos introduciendo un documento ante el CNE para que se organice una elección que es obligatoria, por cuanto el artículo 42 de la Ley de los Trabajadores exige que para discutir y aprobar un contrato colectivo, la Federación (Futpv) debe estar legítima y la actual Futpv tiene tres años vencidas, porque ha sido el CNE la piedra de tranca para no celebrar estas elecciones”.

Denunció además la pretensión de, entre gallo y medianoche, aprobar un anteproyecto de Ley de Contrato Colectivo Petrolero, impulsada por Will Linares Rangel, actual presidente de la Futpv y su secretario general José Bodas.

De los beneficios

Carlos Labrador ofreció unas cifras que a su juicio son irrespetuosas al trabajador: “El último aumento salarial fue de 11,00 bolívares. Por concepto de ayuda de vivienda, lo que dan es 1 millón 400 mil bolívares, por servicios funerarios solo aportan 40.000 bolívares al trabajador. La calidad de vida de un laborista petrolero ha bajado en un 70 % y mientras los trabajadores no gozamos de recursos para viajar con nuestras familias, el presidente de la Futpv pasó su Semana Santa en China”.

Recordó que un trabajador en tierra, con 12 horas de labor, saca menos de 100 mil bolívares básico a razón de 28 mil bolívares semanales y la Tarjeta Electrónica de Alimentación (TEA) se ubica en 180 mil bolívares y un salario mensual de 112 mil bolívares injustos, a su juicio, para el trabajador.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...