El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Denuncian que Johnson & Johnson sabotea producción

El secretario general del Sindicato de Trabajadores de las Empresas de Manufacturas de Productos para la Higiene y Cuidados Personales Similares y Conexos del Estado Carabobo (S.U.T.E.M.P.H.C.P), Jaime Guevara, denunció irregularidades de producción en plantas Johnson & Johnson (J&J) de la entidad.

En un comunicado, detalló que la empresa, en su filial venezolana, actualmente tiene “todas sus operaciones de manufactura paralizadas” debido a “supuesta falta” de materia prima, bajo el argumento de una asignación desproporcionada de divisas, pues, en el planteamiento, no reciben lo suficiente para obtener completamente los materiales de producción, reseña El Universal.

En el oficio, señalan específicamente supuesto saboteo en la producción de toallas sanitarias y protectores diarios. alegando que la empresa invierte divisas en algunas materias primas y en otras no.

“Consideramos que es importante el arranque definitivo y continuo de las dos líneas de producción de toallas sanitarias, J&J tiene la capacidad de cubrir la necesidad de toallas sanitarias a la población produciendo los tres turnos de lunes a domingo. El área de manufactura cuenta con seis líneas de producción, tres de toallas de uso diario, dos para toallas sanitarias, y una de hisopos, todas paralizadas desde octubre de 2015”.

Además, denunciaron que dentro del “área de despacho de productos terminados y recepción de productos terminados y materia prima, hay una situación irregular”, al ser prescindidos “alevosamente” de los servicios de trabajadores y trabajadoras que se encargaban de revisar, separar y despachar la mercancía, “después que estos fueron declarados tercerizados por el Ministerio del Poder Popular Para el Proceso Social del Trabajo”.

Manifestaron también que esta situación ha sido notificada por el sindicato a los organismos correspondientes y “hasta el presente todavía estos trabajadores no han sido ubicados nuevamente en sus puestos de trabajo”.

Guevara señaló que sostuvieron encuentros con el vicepresidente Aristóbulo Istúriz; el ministro de Comunicación e Información, Luis Marcano, y comisiones del Ministerio del Trabajo, a quienes les presentaron las realidades de la empresa. “Lo que está sucediendo en las empresas tiene que hacerse público”.

En contraparte, Guevara destacó que la J&J solicitó el año pasado tres millones de dólares, de ellos, sólo les aprobaron $1,3 millones y al final, sólo recibieron seis mil dólares.

El sindicato propuso nueve lineamientos, dentro del comunicado, para contrarrestar las dificultades:

1. Transformación profunda del Ministerio del Poder Popular para el Proceso Social del Trabajo a través de la depuración y expulsión de funcionarios con políticas anti-obreras para así combatir a los sectores reformistas y burócratas dentro de las instituciones del Estado.

2. Sincerar los precios de los productos.

3. Reactivación del aparato productivo, tomando en consideración el protagonismo y la experiencia de la clase trabajadora.

4. Nacionalización del Comercio Exterior permitiendo así que el Gobierno haga la compra de la Materia Prima vendiéndola de manera directa a las empresas que la soliciten. También desarrollando a los productores nacionales de materia prima y así romper con la dependencia de las importaciones para evitar que se repita la actual situación coyuntural que atenta en contra de la clase obrera que es el pueblo mismo.

5. Línea de comunicación directa entre los sindicatos y el Ejecutivo Nacional para la contraloría permanente de la producción y distribución de los artículos de primera necesidad. No solamente para que se nos escuche a los trabajadores sino para que se accione en caso de falta de materias primas, acaparamiento de productos, especulación, y cualquier práctica anti obrera que cometan las patronales.

6. El Estado debe asumir, en conjunto con la clase trabajadora, la distribución a nivel nacional de los productos de primera necesidad para así combatir los intermediarios y la desviación de estos hacia los contrabandistas, acaparadores y bachaqueros.

7. Que el salario de los trabajadores sea tomado en consideración cuando las instituciones del estado hagan revisión y adecuación de las estructuras de costos de producción para establecer el precio justo. Actualmente se han permitido ajustes en los precios de muchos productos sin tomar en cuenta el aumento de salarios de los trabajadores y trabajadoras que los producen.

8. Obligar a las transnacionales a producir en Venezuela al menos el 70% de los productos que comercializan, utilizando el mismo porcentaje para la utilización de materias primas desarrollando sus proveedores nacionales. Y así rescatar el verdadero y auténtico “Hecho en Venezuela”.

9. Que mientras se asignen divisas para la importación de materias primas estas se asignen dependiendo de las cantidades reales que se necesiten en proporción al producto a elaborar, que se estudie a fondo y se verifique que materias primas son necesarias, y evitar que se importen grandes cantidades de una materia prima y muy poca de otra materia prima destinada a la elaboración de productos. Las patronales tienen una buena excusa de paralizar la manufactura si se agota o falta una sola materia prima.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...