El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Cofagan pide al Gobierno activar Plan de Emergencia para el sector ganadero

La falta de alimentos concentrados para ganado vacuno, así como de medicinas veterinarias, entre otras restricciones, mantienen al sector ganadero en una severa situación que afecta directamente el avance en la producción, y comprometen la posibilidad de que se puedan garantizar las operaciones de esa actividad en el país. Tal es el alerta que formuló José Agustín Campos, presidente de la Confederación Nacional de Agricultores y Ganaderos de Venezuela (Confagan), quien solicitó al Ejecutivo nacional se aplique, con la urgencia del caso, un Plan de Emergencia para el sector que atienda, de inmediato, esta situación.

Campos detalló que no hay alimentos concentrados para la vaca lechera. En Monagas, Anzoátegui y Bolívar “no hay ni un grano” y en Guárico, la escasez es muy grave, especificó el productor en una entrevista concedida a El Universal.

“También faltan medicinas veterinarias (desparasitantes y vitaminas) para proteger el sistema inmunológico de los animales. Es imperativo y urgente que las autoridades actúen, pues está en juego la cantidad y calidad de producción de leche y sus derivados (quesos, cremas, yogures) y de carne”.

El ciclo de verano que está arreciando, por efectos de “El Niño” y el cambio climático, recrudece el escenario planteado, y que preocupa a quienes trabajan tanto en el sector ganadero como en el agrícola, porque además la siembra es directamente perjudicada.

“Los alimentos concentrados tienen un componente importado que es soya, el resto es nacional. Deberían sembrarse en mayo 300.000 hectáreas de cereales únicamente para atender a la ganadería -planteó- Si no tenemos una buena alimentación animal, no habría buena alimentación humana”.

La escasez de los productos especialmente destinados a la alimentación de estos animales genera problemas de toda índole, explicó el productor.

“La búsqueda de alimentos y medicinas, eleva los costos de producción (aumentan los fletes y gastos de movilización)”.

Los insumos para optimizar el trabajo en las fincas y la adecuada preservación del ganado, también registran problemas de escasez, observó, “un rollo de alambre de púas, utilizado para cercar potreros, entre otras cosas, cuesta entre 50 y 60.000 bolívares. Es muy elevado cuando sólo el 5% es importado y el resto lo provee Sidor”.

A juicio de Campos el sistema de alianzas estratégicas con otros sectores, permitiría frenar la caída de la producción en términos irrecuperables, por lo que sugirió que se establezca esta metodología de trabajo.

A finales de enero, el productor agropecuario, a nombre del órgano que preside, propuso que se establezca una “cesta de insumos agropecuarios” para fortalecer la producción en el campo y permita enfrentar la especulación en el sector en la producción y en la venta al consumidor.

La iniciativa contendría alimentos concentrados, medicinas veterinarias y herramientas para trabajar la tierra, como tractores agrícolas, indicó Campos en esa oportunidad.

“Hemos hecho una estructura de costos técnicamente viable, económicamente justificable, científicamente demostrable, para establecer un precio piso que le garantice al productor venezolano trabajar con comodidad”, explicó al tiempo que aseguró, debe garantizarse también que el sector terciario cuente con las condiciones para comercializar sus productos “sin especulación y a un precio justo”.

Campos participa en las reuniones y encuentros que vienen desarrollándose en las mesas de trabajo del Motor Agro alimentario y aseguró que tendrán mayor éxito, si se apalanca el diálogo con el trabajo de todos los sectores.

A juicio de Campos “éste es el momento de crecimiento de la agricultura nacional”, y de ampliar la “frontera agrícola del país, hasta alcanzar 10 millones de hectáreas de nuevas tierras cultivables”, señaló, sin olvidar que las medidas y su aplicación deben ser inmediatas, sostiene.

 

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...