El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

Cavecol: Cierre de frontera alimenta el bachaqueo

Resulta paradójico para los venezolanos que visualizan anaqueles llenos de alimentos con sello colombiano, conocer que de acuerdo a las cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadística Colombiano (DANE), el comercio entre Colombia y Venezuela ha registrado una contracción del 34 % durante el primer semestre del año 2016.

Los números en picada van de 770 millones de dólares en 2015; a 510 millones en lo que va de 2016, según registra la Cámara de Integración Económica Venezolano Colombia.

Su presidente, Gonzalo Capriles, explicaba en exclusiva a Versión Final que el comercio informal ha crecido sustancialmente en el último año, dejando resultados en abastecimiento, pero sin dejar rastro por las aduanas que llevan el registro comercial entre ambas naciones.

En el caso del decreto 1035 de la Gobernación del Zulia –con aval presidencial bajo del Decreto de Emergencia Económica– liberaba a los importadores de todas las permisologías.

“La Gobernación emitía un permiso para los comerciantes que traían esos bienes y pasaban las alcabalas mostrando el papel que les dio la Gobernación, no queda registro”, comentó Capriles al recordar las denuncias que la Cámara ha hecho con respecto a la violación de la Ley Orgánica de Aduanas y la Ley Orgánica de precios Justos.

El representante de Cavecol añadió que los permisos que otorgaba la Gobernación del Zulia eran “opaco” y gozaban de una “autorización discrecional”, por lo que enfatizó que Cavecol rechaza “mecanismos de que yo le doy el negocio a quien yo quiero”.

Frontera comercial

El comerciante se une a la solicitud de la reapertura total de la frontera, ya que considera que el cierre del territorio “ha servido de muy poco”.

“Entiendo que probablemente haya disminuido el contrabando de extracción de combustible, pero frente a eso, tenemos una situación en la que continúa el contrabando de extracción de otros productos, la reventa de los productos venezolanos en el mercado colombiano”.

Tras las declaraciones del Gobernador de Táchira, Vielma Mora, sobre la reventa de productos venezolanos en territorio colombiano luego de abrir el paso peatonal el pasado mes de julio, Capriles señalaba: “Si eso es así, demuestra que el cierre de la frontera fracasó. Tanto de quienes establecieron esa política, como la FANB que fue la encargada de aplicarla, porque siguió ese fenómeno que se quería evitar y así lo reconoció también la Cepal, que el comercio informal se ha mantenido”.

“Entonces, esa medida (cierre de frontera) no consiguió su objetivo y por el contrario causó daños importantes al comercio formal, al comercio que pasa por las aduanas y paga sus declaraciones de impuesto y llena las estadísticas, ese fue el que sufrió”.

Explicó que luego del cierre de frontera el importador venezolano que trasladaba sus productos por Cúcuta por la cercanía territorial, tenía que trasladarnos hasta el Puerto de Maracaibo y vía lacustre colocarlos en Cartagena y seguir el camino hasta Cúcuta, “dificultando los costos y el cumplimiento con los plazos, porque no está sujeto a un viaje, y la disponibilidad de un barco”.

Deuda venezolana

Los importadores venezolanos también presentan una deuda con proveedores colombianos que asciende a 472 millones de dólares. Esto como parte de las deudas que el Gobierno venezolano no ha podido cumplir por la venta de divisas a los empresarios criollos.

Gonzalo Capriles especificó que hasta el 2014 la deuda estaba en 421 millones de dólares, y luego en el 2015- 2016; se le sumaron 51 millones de dólares más.

Cavecol supone que las autoridades de Colombia y Venezuela evalúan la manera en como se puedan honrar estos compromisos, sin embargo, informó que la Cámara homóloga (Bogotá) propuso que Venezuela cancela con recursos naturales a través del Gobierno colombiano, y que sea éste quien le suministre los dólares a los proveedores colombianos.

Lea también
También te sugerimos
Loading...
Comentarios
Cargando...