El diario plural del Zulia
TOPE DELIA PLAZA

El buhonerismo ya está “hecho en socialismo”

La mancha de la economía popular se expande a lo largo y ancho de la ciudad. En las principales calles y avenidas hay tarantines donde venden desde comida hasta herramientas, la gente ha tomado el comercio informal como la alternativa viable ante una economía desbalanceada como la que se registra actualmente.

Productos colombianos, huevos, queso, plátanos, yuca, frutas, helados, pan dulce y salado, son algunos de los productos que se pueden apreciar en las populares mesitas que se han adueñado de los frentes de las viviendas marabinas como una solución ante el conflicto laboral y económico.

El director de economía popular del Instituto de Altos Estudios Sindicales y director de la asociación de trabajadores emprendedores y micro empresas, además de vocero del Movimiento de Defensa del Patrimonio Familiar, Alfredo Padilla, afirmó que más del 50 por ciento de los venezolanos se dedica al comercio informal como solución ante la crisis económica.

Ciudadanos alegan que han tenido que tomar una alternativa para sus ingresos pues los sueldos no alcanzan para hacer un mercado para toda la familia.

Padilla destacó que el desabastecimiento es una de las causas principales del actual “bachaquerismo”, cuya actividad económica se centra fundamentalmente en los alimentos.

“En Venezuela la economía informal se acerca a la mitad de la población económicamente activa; venden ropa, etc. Pero lo que se ha hecho mucho más visible y lo que se ha deformado, que es lo más grave, es la venta de alimentos, porque lo que más demanda la población es comida, es lo más escaso, es lo más caro. La escasez ha propiciado el bachaquerismo. Las personas que lo hacen cobran el tiempo, el esfuerzo y eleva el precio. Lo que escasea sube de precio y eso es una gran oportunidad para la especulación”, sentenció el vocero.

Precio justo no es justo

El economista experto en políticas públicas, Andrés Schloeter, consideró que el precio de los productos no los puede poner el gobierno, dado que es tos son determinados por la oferta y la demanda que se gesta en la calle.

“El precio justo no es el precio real del mercado porque lo que se cobra no alcanza ni para el envase. El precio real se termina fijando en la calle. Este gobierno ha fallado en sus medidas económicas por tantos controles que han hecho que la situación llegue a ser lo que es hoy, terminando por afectar a los venezolanos”, dijo Schloeter.

Tanto él como Padilla coincidieron en que la causa del “bachaquerismo” se debe a la falta de empleo formal en el país y a los altos costos que hace inservible al salario mínimo. Opinaron que la merma de producción de las empresas privadas restantes, a raíz de la falta de divisas, influye directamente en la escasez y, por ende, en el bachaqueo.

Empleos no son opción

Profesionales y estudiantes han tenido que abandonar sus carreras para montar su negocio y poder sobrevivir.

Erick Rodríguez, licenciado en Administración, tuvo que invertir en un puesto de llamadas en La Limpia para obtener mejores ingresos. “Trabajaba en Pdvsa, y desde hace un año trabajo de forma independiente para buscar ingresos adicionales, uno no resuelve nada, así te paguen 100 mil bolívares”.

“Ir a una entrevista de trabajo y que te digan que ganas más vendiendo panes que con el sueldo que te van a ofrecer es increíble y lamentable, es preferible montar tu negocio que trabajarle a alguien más porque el sueldo no alcanza para nada”, contó Leomary Olivares, Licenciada en Educación quien prefrió montar un puesto de comida que ganar por horas de clases.

La falta de oferta de trabajo se suma a la problemática, los constantes aumentos salariales decretados por el Gobierno Nacional han dejado a más de uno sin empleo pues las empresas no tienen cómo costear el salario mínimo más los tiques de alimentación.

 

Lea también
También te sugerimos
Comentarios
Cargando...